Trelstar puede ayudar a aumentar las probabilidades de embarazo después de la quimioterapia

A muchas mujeres diagnosticadas con cáncer de mama, en especial a las mujeres más jóvenes, les preocupa su capacidad para tener hijos después del tratamiento. Algunos tratamientos del cáncer de mama pueden causar infertilidad temporal o hacer que sea más difícil quedar embarazada después de concluir el tratamiento. Otros tratamientos, en particular, determinados tratamientos de quimioterapia, pueden causar infertilidad y menopausia temprana.

Según un estudio, es posible que las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama en etapa temprana que son tratadas con Trelstar (nombre genérico: triptorelina) más quimioterapia logren quedar embarazadas con mayor facilidad una vez finalizada la quimioterapia. Sin embargo, los resultados no fueron definitivos.

La investigación se presentó el 4 de septiembre en el Simposio sobre Cáncer de Mama de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) de 2014. Lee el resumen de “Long-term outcome results of the phase III PROMISE-GIM6 study evaluating the role of LHRH analog (LHRHa) during chemotherapy (CT) as a strategy to reduce ovarian failure in early breast cancer (BC) patients” (Resultados a largo plazo del estudio de fase III PROMISE-GIM6 que evalúa la función del análogo LHRH durante la quimioterapia como estrategia para reducir la insuficiencia ovárica en pacientes que padecen cáncer de mama (CM) en etapa temprana) (en inglés).

Trelstar es una hormona liberadora de hormona luteinizante. Trelstar bloquea las hormonas que les indican a los ovarios que se preparen para la ovulación. La ovulación ocurre cuando un óvulo maduro se libera del ovario, listo para ser fertilizado. Si se bloquean las hormonas de la ovulación, esta no se produce. Por lo tanto, Trelstar hace que los ovarios dejen de funcionar de manera temporal. Cuando esto ocurre mientas una mujer recibe tratamiento con quimioterapia, el objetivo es ayudar a proteger los óvulos del medicamento de quimioterapia.

En este estudio, 281 mujeres premenopáusicas diagnosticadas con cáncer de mama en etapa temprana (el 80 % de los casos de cáncer de mama eran positivos para receptores de hormonas) que iban a recibir quimioterapia para tratar la enfermedad fueron asignadas aleatoriamente para ser tratadas con algo de lo siguiente:

  • solo quimioterapia
  • quimioterapia y Trelstar

Los resultados de este estudio publicados anteriormente indicaron que las mujeres que recibieron Trelstar junto con quimioterapia tuvieron un 72 % menos de probabilidades de padecer insuficiencia ovárica después de la quimioterapia. Luego los investigadores quisieron determinar si la capacidad de Trelstar de detener la insuficiencia ovárica tendría como resultado más embarazos.

El análisis presentado en el Simposio sobre Cáncer de Mama de la ASCO se diseñó para proporcionar información a largo plazo sobre la capacidad de Trelstar de preservar la fertilidad y determinar cuántas mujeres quedaron embarazadas después de recibir tratamiento con quimioterapia. Este análisis incluyó a 246 mujeres a las que se les realizó un seguimiento durante más de 7 años.

Los investigadores hallaron lo siguiente:

  • Tres mujeres que fueron tratadas solamente con quimioterapia quedaron embarazadas y las tres dieron a luz.
  • Ocho mujeres que fueron tratadas con quimioterapia y Trelstar quedaron embarazadas, y tuvieron lugar cinco nacimientos (tres embarazos terminaron en aborto espontáneo y uno en aborto provocado).

La menstruación se reanudó de la siguiente manera:

  • en el 72,6 % de las mujeres que recibieron quimioterapia y Trelstar
  • en el 64 % de las mujeres que recibieron solamente quimioterapia

Los índices más altos de embarazo y de reanudación de la menstruación no fueron estadísticamente importantes, lo que significa que es posible que hayan ocurrido por casualidad y que no se hayan debido a la adición de Trelstar.

Los investigadores también determinaron que agregar Trelstar a la quimioterapia no afectó los índices de supervivencia ni la capacidad de la quimioterapia de combatir el cáncer.

“El uso de [Trelstar] demostró una tendencia hacia una mayor probabilidad de quedar embarazada y una tendencia hacia una mayor probabilidad de que se reanude la menstruación en un seguimiento más prolongado, pero ningún resultado fue significativo”, sostuvo el Dr. Matteo Lambertini, de la Azienda Ospedaliera Universitaria San Martino de Génova, Italia, y autor principal del estudio. “La falta de diferencias en una supervivencia sin enfermedad de 5 años entre los dos grupos brinda tranquilidad con respecto a la seguridad del procedimiento”.

Si bien los resultados de este estudio no son concluyentes, son alentadores y reflejan los resultados de un estudio presentado en mayo de 2014 en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica que demuestra que las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama negativo para receptores de hormonas en etapa temprana que fueron tratadas con Zoladex (nombre genérico: goserelina) además de la quimioterapia antes de la cirugía tuvieron una probabilidad mucho menor de quedar estériles después de la quimioterapia.

Si eres una mujer premenopáusica a quien le diagnosticaron cáncer de mama en etapa temprana y te preocupa conservar la fertilidad, es recomendable que hables con tu médico sobre este estudio y el estudio sobre Zoladex. Es posible que te administren medicamentos además de la quimioterapia para suprimir el funcionamiento de los ovarios y ayudar a conservar la fertilidad.

También existen otras opciones disponibles, como extraer óvulos maduros de los ovarios antes del comienzo del tratamiento. Lo más importante es hablar con tu médico sobre la fertilidad cuando planees el tratamiento. También puedes solicitar que te deriven a un especialista en fertilidad para que te asesore antes del comienzo del tratamiento.

Para obtener más información, visita las páginas de Breastcancer.org sobre fertilidad y problemas en el embarazo durante el cáncer de mama y después.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio