← Breastcancer.org

Antecedentes de embarazo

Las mujeres que nunca han tenido un embarazo a término o que han tenido su primer hijo después de los 30 años corren un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama en comparación con las mujeres que dieron a luz antes de los 30 años.

Las células mamarias se desarrollan durante la adolescencia y son inmaduras y muy activas hasta tu primer embarazo a término. Las células mamarias inmaduras responden a la hormona estrógeno así como a sustancias químicas que afectan las hormonas presentes en ciertos productos. Tu primer embarazo a término hace que las células mamarias maduren completamente y crezcan de manera más regular. Esta es la razón principal por la cual un embarazo ayuda a protegerte contra el cáncer de mama. Estar embarazada también reduce el número total de ciclos menstruales en la vida, que puede ser otra de las razones por las que el embarazo temprano parece ofrecer un efecto protector.

La adopción de hijos no afecta el riesgo de cáncer de mama.

Pasos para reducir el riesgo

La decisión de tener un hijo es muy personal y complicada, y requiere compromiso y apoyo. No poder tener hijos puede ser muy doloroso, y la posibilidad de tener un hijo sin una pareja puede ser intimidante para algunas mujeres.

Es posible que algunas mujeres elijan no tener hijos. Otras quizá opten por esperar hasta ser mayores para tenerlos. A muchas mujeres que desearían quedar embarazadas las detiene la infertilidad. Después del diagnóstico de cáncer de mama, la posibilidad de tener hijos puede verse obstaculizada por los efectos secundarios prolongados del tratamiento (como la infertilidad) y por la toma de medicamentos de hormonoterapia para reducir el riesgo de que el cáncer vuelva a aparecer (no es seguro tomar medicamentos de hormonoterapia durante el embarazo). Además, no se realizaron investigaciones específicamente para determinar la forma en que las hormonas del embarazo afectan el riesgo de recurrencia en las mujeres que padecieron cáncer de mama positivo para receptores de hormonas. Si entras en esta categoría y deseas quedar embarazada, habla con tu médico y evalúa los riesgos.

Si tener hijos a una edad temprana en lugar de tenerlos más adelante es una opción para ti, es aconsejable que lo hagas. Aun así, esta es una decisión muy personal en la que influyen muchos factores además del riesgo de padecer cáncer de mama.

Independientemente de si tienes hijos a una edad más temprana, hay elecciones en cuanto al estilo de vida que puedes adoptar para reducir al mínimo el riesgo de padecer cáncer de mama:

Estas son solo algunas de las medidas que puedes tomar. Para ver más opciones, utiliza los vínculos ubicados en la parte izquierda de esta página.


TPLG Miniatura del folletoThink Pink, Live Green: Una guía paso por paso para reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama te enseña la biología del desarrollo de las mamas y la manera en que la vida moderna afecta el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Solicita un folleto gratuito por correo (en inglés) o descarga la versión en PDF (en inglés) del folleto para conocer 31 medidas que puedes tomar hoy mismo para reducir tus riesgos.

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio