← Breastcancer.org

Antecedentes de lactancia

La lactancia puede disminuir el riesgo de cáncer de mama, en especial si una mujer amamanta durante más de 1 año. Hay menos beneficios para las mujeres que amamantan durante menos de un año, que es lo más habitual en países como los Estados Unidos. Existen varias razones por las cuales la lactancia protege la salud de las mamas:

  • Producir leche constantemente limita la capacidad de las células mamarias de actuar de manera anormal.
  • La mayoría de las mujeres tienen menos ciclos menstruales cuando amamantan (sumados a los 9 meses sin menstruación durante el embarazo), lo cual se traduce en niveles más bajos de estrógeno.
  • La mayoría de las mujeres tienden a ingerir alimentos más nutritivos y a adoptar un estilo de vida más saludable (por ejemplo, limitar el consumo de alcohol y tabaco) mientras amamantan.

Más allá de proteger la salud de las mamas, la lactancia brinda beneficios importantes al bebé y ayuda al proceso de vinculación afectiva.

Pasos para reducir el riesgo

La decisión de amamantar es muy personal y depende de la situación específica de cada paciente.

Si la lactancia es una opción para ti, es aconsejable que la consideres. Además de que posiblemente disminuya tu riesgo de padecer cáncer de mama, la lactancia le proporciona anticuerpos a tu bebé a través la leche materna, los cuales pueden protegerlo de infecciones virales y bacterianas. Aun así, estas son decisiones muy personales en las que influyen muchos factores además del riesgo de padecer cáncer de mama y de si puedes amamantar.

Después del diagnóstico de cáncer, la lactancia puede ser un desafío. Después de una mastectomía doble, lamentablemente es imposible amamantar. Después de una lumpectomía y de la radiación, la mama tratada suele producir poca cantidad o nada de leche, pero, por lo general, la otra mama puede producirla normalmente. La leche de una mama puede ser suficiente o puedes tener que complementarla con leche maternizada. Algunas mujeres pueden elegir utilizar una donante de leche materna. Un asesor en lactancia con experiencia puede ayudarte a determinar la mejor solución posible para tu caso particular.

Independientemente de si amamantas, hay elecciones en cuanto al estilo de vida que puedes adoptar para reducir al mínimo el riesgo de padecer cáncer de mama:

Estas son solo algunas de las medidas que puedes tomar. Para ver más opciones, utiliza los vínculos ubicados en la parte izquierda de esta página.


TPLG Miniatura del folletoThink Pink, Live Green: Una guía paso por paso para reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama te enseña la biología del desarrollo de las mamas y la manera en que la vida moderna afecta el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Solicita un folleto gratuito por correo (en inglés) o descarga la versión en PDF (en inglés) del folleto para conocer 31 medidas que puedes tomar hoy mismo para reducir tus riesgos.

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio