← Breastcancer.org

Ciertos cambios en la mama

Si se te ha diagnosticado alguna enfermedad en la mama benigna (no cáncer), puedes tener un riesgo mayor de contraer cáncer de mama. Hay varias enfermedades benignas de la mama que aumentan el riesgo de cáncer de mama:

Aumento excesivo de células de apariencia normal: Los médicos denominan a estas afecciones “lesiones proliferativas sin atipia”. En estas afecciones, las células que se encuentran en los conductos (las tuberías de la mama mediante las cuales se drena la leche al pezón) o los lóbulos (las partes de la mama en las que se produce la leche) crecen más rápidamente de lo normal, aunque tienen un aspecto anormal. Los médicos llaman a estas afecciones:

  • hiperplasia ductal (sin atipia)
  • fibroadenoma complejo
  • adenosis esclerosante
  • papiloma o papilomatosis
  • cicatriz radial

Haber sido diagnosticada con alguna de estas enfermedades duplica tu riesgo de cáncer de mama.

Aumento excesivo de células de apariencia anormal: Los médicos denominan a estas afecciones “lesiones proliferativas con atipia”. En estas afecciones, las células que se encuentran en los lóbulos o conductos crecen más rápidamente de lo normal y tienen un aspecto anormal. Las afecciones específicas son:

  • hiperplasia ductal atípica
  • hiperplasia lobular atípica

Haber sido diagnosticada con alguna de estas enfermedades eleva a 4 o 5 veces tu riesgo de contraer cáncer de mama. Si has tenido una o ambas de estas afecciones y tienes antecedentes familiares, tu riesgo puede ser superior.

Carcinoma lobular in situ (CLIS): El CLIS es el crecimiento celular anormal en los lóbulos mamarios. Si bien el nombre incluye la palabra "carcinoma", el CLIS no es un cáncer de mama real. Si te diagnosticaron CLIS, tu riesgo de padecer cáncer de mama es de 7 a 11 veces mayor que el promedio. Un diagnóstico de CLIS y antecedentes familiares hacen que el riesgo sea aun mayor.

Pasos para reducir el riesgo

Si te han diagnosticado una afección de mama benigna que aumenta tu riesgo de cáncer de mama, hay elecciones en cuanto al estilo de vida que puedes adoptar para reducir al mínimo el riesgo de padecer cáncer de mama:

Estas son solo algunas de las medidas que puedes tomar. Para ver más opciones, utiliza los vínculos ubicados en la parte izquierda de esta página.

Junto con las elecciones de estilo de vida, hay otras opciones para reducir el riesgo de las mujeres que tienen un riesgo elevado.

Medicamentos de hormonoterapia: Se ha comprobado que dos MSRE (moduladores selectivos de los receptores de estrógeno) y dos inhibidores de la aromatasa reducen el riesgo de aparición de cáncer de mama positivo para receptores de hormonas en mujeres con riesgo elevado.

  • Se ha demostrado que el tamoxifeno, un MSRE, reduce el riesgo de primera aparición de cáncer de mama positivo para receptores de hormonas en mujeres posmenopáusicas y premenopáusicas con alto riesgo. Algunos medicamentos pueden interferir en los efectos protectores del tamoxifeno. Para obtener más información, visita la página sobre Tamoxifeno.
  • Se ha demostrado que el Evista (nombre genérico: raloxifeno), un MSRE, reduce el riesgo de primera aparición de cáncer de mama positivo para receptores de hormonas en mujeres posmenopáusicas. Para obtener más información, visita la página sobre Evista.
  • Se ha demostrado que el Aromasin (nombre genérico: exemestano), un inhibidor de la aromatasa, es un reductor del riesgo de primera aparición de cáncer de mama positivo para receptores de hormonas en mujeres posmenopáusicas con alto riesgo. El Aromasin no está aprobado por la FDA para este uso, pero los médicos pueden considerarlo una buena alternativa al tamoxifeno o Evista. En 2013, la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) publicó nuevas pautas sobre el uso de medicamentos de hormonoterapia para reducir el riesgo de cáncer de mama en mujeres que presentan un alto riesgo. Estas pautas recomiendan que los médicos hablen con las mujeres posmenopáusicas que presentan un alto riesgo sobre el uso de Aromasin para disminuir el riesgo. La ASCO es una organización nacional de oncólogos y otros profesionales de atención médica que se especializan en el cáncer. Las pautas de la ASCO brindan recomendaciones a los médicos para tratamientos avalados por investigaciones y experiencias fiables. Para obtener más información, visita la página sobre Aromasin.
  • Se ha demostrado que el Arimidex (nombre genérico: anastrozol), también un inhibidor de la aromatasa, es un reductor del riesgo de primera aparición de cáncer de mama positivo para receptores de hormonas en mujeres posmenopáusicas con alto riesgo. Como el Aromasin, el Arimidex no está aprobado por la FDA para este uso, pero los médicos pueden considerarlo una buena alternativa al tamoxifeno, Evista o Aromasin. Para obtener más información, visita la página sobre Arimidex.

Los medicamentos de hormonoterapia no reducen el riesgo de cáncer de mama negativo para receptores de hormonas.

Juntos, tú y tu médico pueden decidir si un medicamento para disminuir el riesgo es adecuado para ti.

Análisis de detección más frecuentes: Si tu riesgo de desarrollar cáncer de mama es más alto porque tuviste una afección mamaria benigna, tú y tu médico elaborarán un plan de detección que se adapte a tu situación particular. Las pautas de detección que se recomiendan en general incluyen lo siguiente:

Tu plan de detección personal puede involucrar análisis de detección antes de los 40. Por ejemplo, si te diagnosticaron una afección benigna de mamas a los 30, tú y tu médico decidirán cuando deberían comenzar los estudios de detección y mamografías. Tu plan personalizado de detección también puede incluir lo siguiente para detectar cualquier tipo de cáncer, lo más pronto posible:

Puedes realizarte estos controles con mayor frecuencia que las mujeres con riesgo normal. Por ejemplo, un examen de detección, como una mamografía, y luego un examen diferente, como una IRM, 6 meses después. Antes o después de cada examen de detección, tu médico puede realizar un examen de mama.

Cirugía preventiva: La extirpación de las mamas y de los ovarios sanos, denominada “cirugía preventiva” (“preventiva” significa “protectora”), es una opción de reducción del riesgo muy agresiva e irreversible que eligen algunas mujeres con cáncer de mama benigno, tengan o no otros factores de riesgo (anomalías en el gen BRCA1 o BRCA2, por ejemplo).

La cirugía de mamas preventiva puede disminuir el riesgo de padecer cáncer de mama en un 97 %. La cirugía extirpa casi la totalidad del tejido mamario, entonces quedan muy pocas células cancerígenas que puedan desarrollar cáncer.

Las mujeres con una anomalía en el gen BRCA1 o BRCA2 pueden reducir su riesgo de cáncer de mama en un 50 % por extirpación preventiva de ovarios (ovariectomía) antes de la menopausia. La extirpación de los ovarios reduce el riesgo de cáncer de mama porque los ovarios son la fuente principal de estrógeno en el cuerpo de una mujer premenopáusica. La extirpación de los ovarios no reduce el riesgo de cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas debido a que el tejido muscular y la grasa son los principales productores de estrógeno en este segmento de mujeres. La extirpación preventiva de ambos ovarios y las trompas de Falopio reduce el riesgo de cáncer de ovario en las mujeres de cualquier edad, antes o después de la menopausia.

El beneficio de las cirugías preventivas es de una por año. Es por ello que cuanto más joven eres al momento de la cirugía, mayor es el posible beneficio y cuanto más grande eres, menor el beneficio. También, a medida que envejeces eres más propensa a desarrollar otras afecciones médicas que afectan cuánto vives, como la diabetes y enfermedades cardíacas.

Por supuesto, cada situación individual es diferente. Habla con tu médico sobre tu nivel de riesgo y sobre las formas de tratarlo.

Es importante recordar que ningún procedimiento, ni siquiera extirpar ambos senos sanos y los ovarios a una edad joven, elimina por completo el riesgo de contraer cáncer. Todavía hay un pequeño riesgo de desarrollar cáncer en las áreas donde estaban las mamas. El seguimiento es necesario, incluso después de la cirugía preventiva.

Las decisiones de la cirugía preventiva requieren reflexión, paciencia y discusión con tus médicos, genetista y familia, junto con una tremenda valentía. Tómate el tiempo que consideres necesario para estudiar estas opciones y tomar las decisiones indicadas para ti.

Para obtener más información, visita las páginas de Mastectomía preventiva y Extirpación preventiva de ovarios de Breastcancer.org.


TPLG Miniatura del folletoThink Pink, Live Green: Una guía paso por paso para reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama te enseña la biología del desarrollo de las mamas y la manera en que la vida moderna afecta el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Solicita un folleto gratuito por correo (en inglés) o descarga la versión en PDF (en inglés) del folleto para conocer 31 medidas que puedes tomar hoy mismo para reducir tus riesgos.

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio