← Breastcancer.org

Exposición a sustancias químicas presentes en el agua

Las investigaciones han comprobado que el agua que tomas, ya sea del grifo del hogar o agua embotellada comprada en la tienda, no siempre es tan segura como parece.

Todos tenemos la responsabilidad de proteger las fuentes de agua. Antes de desechar medicamentos que ya no usas, pastillas anticonceptivas, pinturas, aceite de motor, pesticidas, limpiadores y otros productos basados en sustancias químicas, consulta a los departamentos de salud o residuos peligrosos sobre cómo desechar con seguridad estos productos. También puedes visitar la página de la Administración de Drogas y Alimentos (en inglés) de los Estados Unidos para obtener más información.

Pasos para reducir el riesgo

En general, el agua de grifo filtrada (municipal) es tan segura o más que el agua embotellada de la tienda, ya que el agua embotellada debe cumplir con menos normas de seguridad.

Puedes tener en cuenta los siguientes consejos para asegurarte de que el agua que consumes sea lo más segura posible:

  • Si tomas agua extraída de un pozo privado o un pozo comunitario pequeño, puede ser útil hacerle una prueba de calidad al agua de grifo. El agua de pozo puede estar contaminada con bacterias, drogas y otras toxinas. Las fuentes de agua de las ciudades y los pozos municipales que abastecen a grandes cantidades de personas se analizan periódicamente para saber si están contaminados. Los pozos privados y los pozos comunitarios pequeños no se analizan a menos que se lo solicite. Si no te llega una factura por el servicio de agua, es muy probable que tu agua venga de un pozo privado o un pozo comunitario pequeño. Para hallar un laboratorio que realice análisis de agua, comunícate con la oficina local del departamento de salud o ambiente de tu estado.
  • Instala un filtro en los grifos de tu hogar o almacena el agua embotellada en una jarra con un filtro. Revisa la etiqueta del envoltorio para asegurarte de comprar un filtro que quite las bacterias E. coli y criptosporidium, así como también medicamentos. Brita y Proctor & Gamble (creadores de los filtros PUR) afirman que sus jarras con filtro quitan tanto E. coli como criptosporidium, así como también más del 96 % de los contaminantes farmacéuticos. Estas empresas también alegan que sus jarras plásticas no están hechas con bisfenol A. Cambia el filtro según las recomendaciones. El sitio web de la Fundación Nacional de Saneamiento y Salud Pública tiene más información sobre cómo elegir filtros de agua para el hogar (en inglés).
  • Los sistemas de ósmosis inversa y los filtros de intercambio de iones pueden quitar contaminantes que los filtros de grifo no eliminan. Algunos contaminantes, como el cromo hexavalente, un metal que se usa en el procesamiento de metales, hierro y pasta de papel, y en la industria del curtido, no se eliminan con filtros estándares para los grifos. El cromo hexavalente en el agua potable ha sido vinculado a ciertos tipos de cáncer de estómago. En diciembre de 2010, el Grupo de Trabajo Ambiental publicó un informe que halló cromo hexavalente en el agua de grifo de 31 de cada 35 ciudades de los EE. UU. donde se realizaron análisis. El cromo hexavalente se puede quitar del agua potable con sistemas de ósmosis inversa y filtros de intercambio iónico. Aún así, estos sistemas son mucho más caros que instalar un filtro de grifo. Si sospechas que el agua en tu área está contaminada con cromo hexavalente u otros metales pesados, puede resultar adecuado tomar una muestra del agua de grifo y llevarla a un laboratorio para que se realice un análisis de metales pesados antes de invertir en un sistema de ósmosis inversa o filtros de intercambio iónico.
  • Hierve el agua si te parece que puede estar contaminada con bacterias. Hierve el agua a fuego fuerte durante un minuto antes de usarla. El hervor mata las bacterias y otros organismos, pero no quita los residuos farmacéuticos.
  • Lee cuidadosamente las etiquetas de agua embotellada. El agua con etiquetas que dicen "agua de pozo", "agua de pozo artesiano" o "agua de manantial" probablemente no sean muy distintas al agua de grifo, o incluso pueden ser menos puras que el agua de grifo. El uso de estos términos no está regulado por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos. Elije agua embotellada en cuya etiqueta aparezca alguna de estas frases:
    • con tratamiento de osmosis inversa
    • filtrada con un filtro de un micrón absoluto o más pequeño (un filtro de un micrón es lo suficientemente pequeño para atrapar bacterias u otros organismos)
    Si tienes dudas sobre si tu marca de agua ha sido tratada por uno de estos procesos, llama a la Asociación de Agua Embotellada al 1-800-32837-11 y haz su consulta.
  • Elije agua embotellada en un envase de vidrio o de plástico sin BPA. La mayoría de las aguas embotelladas se venden en una botella de plástico con un símbolo de reciclado 1, que no contiene bisfenol A (BPA). El BPA es una sustancia química que se usa para elaborar muchos plásticos de policarbonato, incluidas las botellas de agua y otros embalajes de alimentos, mamaderas y revestimientos de latas de alimentos. El BPA puede pasar a los alimentos y bebidas desde el envase. Si te preocupa la exposición al BPA:
    • Evita los contenedores plásticos con el símbolo de reciclado y el número siete en su parte inferior. Es muy probable que este tipo de plástico contenga BPA.
    • Opta por agua de grifo filtrada en lugar de agua embotellada.
    • Lleva tu propia agua contigo en un contenedor plástico sin BPA o de acero inoxidable. Muchas empresas tales como Nalgene (en inglés) y Klean Kanteen ofrecen botellas de agua sin BPA. Asegúrate de que la etiqueta diga "sin BPA" y no compres botellas plásticas más viejas que no contienen esta etiqueta.
  • No asistas a lugares de natación públicos (playas o piscinas) que puedan tener alto recuento de bacterias, especialmente las piscinas para niños. Cuando nadas, tomas mucha agua.

TPLG Miniatura del folletoThink Pink, Live Green: Una guía paso por paso para reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama te enseña la biología del desarrollo de las mamas y la manera en que la vida moderna afecta el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Solicita un folleto gratuito por correo (en inglés) o descarga la versión en PDF (en inglés) del folleto para conocer 31 medidas que puedes tomar hoy mismo para reducir tus riesgos.

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio