¿Es necesaria una mamografía después de una mastectomía o una reconstrucción de TRAM?

Read this page in English


PREGUNTA: Quisiera saber si se recomienda realizar una mamografía basal después de una mastectomía con preservación de la piel y posterior reconstrucción de TRAM (un año después)

RESPUESTA: En general, las mamografías de una mama reconstruida no son necesarias a menos que los médicos piensen que corres un riesgo importante de volver a tener problemas en el área donde se encontraba la mama. Las mujeres que padecieron un cáncer de mama de gran tamaño (mayor que 5 cm o 2 pulgadas), sufrieron una afectación significativa de los ganglios linfáticos (cuatro o más ganglios afectados) o que tuvieron tumor en la piel se encuentran en mayor riesgo de recurrencia del tumor en el área de la mama. En esas situaciones, tú y tus médicos deberán controlar cuidadosamente el área con exámenes físicos cada tres meses.

Dado que no es fácil percibir al tacto el fondo del pecho donde se encontraba la parte trasera de la mama y suelen aparecer bultos confusos luego de una reconstrucción de TRAM (llamada “necrosis grasa”: bultos redondos de adipocitos muertos), resulta útil buscar otra manera de evaluar el área TAMBIÉN. Las mamografías pueden servir para este fin, ya que pueden detectar una posible recurrencia en los tejidos en riesgo del área original de la mama y pueden ayudar a distinguir una necrosis grasa de algo más preocupante. El diagnóstico por IRM también puede ser útil en algunas mujeres. Si el cáncer no presentaba esas características de alto riesgo, probablemente no necesites una mamografía. Consulta con tu médico para recibir la orientación más conveniente en tu caso.

—Dra. Marisa Weiss

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio