Cómo realizar un seguimiento de los registros

Read this page in English


MammRecept

Mantener un seguimiento de tus registros médicos (incluso llevar tus propios registros) es un aspecto importante del proceso de enfrentar cualquier problema médico de gravedad. En el caso de cualquier enfermedad, incluido el cáncer de mama, la continuidad de la atención es fundamental. Todos los médicos que te atienden deben tener acceso inmediato a los resultados de todos los análisis y procedimientos que te han realizado, ya que la comparación de estos resultados a lo largo del tiempo constituye una parte vital en el diseño de un tratamiento exitoso. Todos los médicos deben recibir copias de todos los resultados de análisis, y los médicos que ya no estén en tu equipo deben borrarse de la lista de informes.

Presentamos algunos puntos importantes a tener en cuenta:

  • Tienes el derecho legal sobre todos tus expedientes médicos. Solo tú puedes autorizar que se revelen los expedientes entre hospitales o del hospital a un particular. Se requiere una carta o nota personal o un formulario firmado.
  • Todas las películas o imágenes digitales recientes de mamografías u otras pruebas de diagnóstico por imágenes deben compararse con las anteriores, que generalmente se almacenan en el lugar donde las tomaron. Tanto las películas como los archivos recientes y antiguos deben almacenarse en un solo centro médico. Si cambias de centro médico, solicita el traslado de tus archivos. Algunas mujeres conservan su propio archivo de imágenes mamarias en casa (copias, ya que la mayoría de los hospitales guardan las mamografías originales). Esto puede resultar más fácil si las mamografías o los demás diagnósticos por imágenes están en formato digital, de modo que el médico podrá entregarte las imágenes en un CD en lugar de copias impresas.
  • Solicita y guarda copias de todos los resultados de análisis patológicos y otros exámenes de sangre y tejidos. Es bastante fácil para el personal del consultorio médico hacer copias de estos informes impresos, y así siempre los tendrás a mano.
  • Si buscas una segunda (o tercera) opinión sobre tu atención, tus mamografías u otros análisis, el médico que consultes deseará repasar tus antecedentes, informes, imágenes y expedientes. Es recomendable que lleves tú misma los registros a la consulta si el médico vive en otro estado, si se trata de una cita de urgencia o si te preocupa que el correo no los entregue a tiempo. La mayoría de los médicos desean ver los informes del diagnóstico por imágenes y también la misma imagen; debes llevar ambos. Puedes pedir al consultorio de tu médico que envíe los informes e imágenes al hospital o la consulta donde te darán una segunda opinión. En general las copias sirven, pero las mamografías originales son la mejor forma de evaluar alteraciones sutiles en la mama. Lograr que te entreguen esos originales puede implicar una prueba para tu paciencia y tu perseverancia. Recuerda: son tus películas y has pagado por ellas. Tienes todos los derechos sobre ellas.
  • Eres la persona indicada para superar los obstáculos de la burocracia y las demoras, y recolectar toda la información esencial. Cuando trates con el consultorio de tu médico, el departamento de radiología, laboratorio de patología o cualquier otro departamento, manifiesta clara y exactamente cómo, cuándo y dónde quieres recibir el material que necesitas. Asegúrate de que te entreguen el archivo completo. Fija una cita para recoger tus expedientes. Es posible que debas ser muy firme y perseverante. Haz lo que debas hacer para obtener la información que necesitas.  

Para obtener información más detallada y asesoramiento sobre la conservación de registros, visita la sección de Breastcancer.org sobre Cómo administrar tus registros médicos * .

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio