Autoexploración de la mama (AEM)

Read this page in English


La autoexploración de la mama (AEM), que consiste en autoexaminarse las mamas de forma regular, puede ser una buena forma de detectar el cáncer de mama en un estadio temprano, cuando puede tratarse con mejores resultados. No todos los casos de cáncer pueden detectarse de esta forma, pero es un paso importante que puedes y debes implementar por tu cuenta.

Durante muchos años, se ha discutido acerca de cuán útil es la AEM para detectar el cáncer de mama de forma temprana y aumentar las posibilidades de sobrevivencia. Por ejemplo, en el verano de 2008, un estudio realizado en Rusia y China con cerca de 400 000 mujeres reveló que la autoexploración de las mamas no reduce la mortalidad por cáncer de mama e incluso puede ser nociva ya que da lugar a biopsias innecesarias (extracción y análisis de tejidos sospechosos). Debido a la incertidumbre constante que suscitan estos y otros estudios, la Sociedad Americana del Cáncer ha decidido informar a las mujeres que la AEM constituye una herramienta de detección “opcional”.

Breastcancer.org todavía considera que la AEM es un método de revisión útil y esencial, especialmente si se la combina con mamografías y exploraciones físicas regulares. Alrededor del 20 % de los casos de cáncer de mama se detectan durante una exploración física y no con una mamografía. Recomendamos que todas las mujeres se autoexploren las mamas regularmente como parte de su estrategia de revisión general. Lee lo que piensa la Dra. Marisa Weiss, presidenta y fundadora de Breastcancer.org, acerca del estudio sobre autoexploración de mamas que se realizó en julio de 2008.

Consejos para llevar a cabo la AEM

Son pocas las mujeres que realmente quieren someterse a una autoexploración de la mama (AEM), y para muchas la experiencia es frustrante: es posible que sientas cosas y no sepas qué significan. No obstante, cuanto más examines tus mamas, más aprenderás acerca de ellas y más fácil te resultará detectar posibles anomalías. Breastcancer.org considera que la AEM es fundamental para el cuidado personal y para disminuir los riesgos * de cáncer de mama.

Algunos consejos para la AEM:

  • Intenta hacerte el hábito de autoexplorarte las mamas una vez al mes para familiarizarte con la forma en que se ven y en que las sientes normalmente. Explórate durante los días posteriores a tu período, que es cuando las mamas tienen menor probabilidad de estar inflamadas o sensibles. Si ya no menstrúas, elige un día que sea fácil de recordar, por ejemplo, el primero o el último día del mes.
  • No te asustes si crees sentir un bulto. La mayoría de las mujeres tienen bultos o zonas de bultos en las mamas todo el tiempo. En los Estados Unidos, solo alrededor del 20 % de las mujeres que se someten a una biopsia por un bulto sospechoso son diagnosticadas con cáncer de mama.
  • Las mamas suelen presentar “regiones” bien diferenciadas. La zona superior externa, ubicada cerca de la axila, suele tener los bultos y las protuberancias más prominentes. La mitad inferior de la mama puede sentirse al tacto como una playa arenosa o pedregosa. La zona debajo del pezón puede sentirse como una acumulación de granos de maíz. Puede que sientas otra zona como un tazón de avena grumosa.

    Lo importante es que conozcas el aspecto y la sensación de las distintas regiones de TUS mamas. ¿Hay algo que se distinga del resto (como una piedra en una playa arenosa)? ¿Notas algún cambio? Comunícale a tu médico cualquier cambio en tus mamas que permanezca así más de un mes O que empeore con el paso del tiempo.
  • Puedes empezar un diario y registrar los resultados de las autoexploraciones. Puede ser como un pequeño mapa de tus mamas, con notas sobre los bultos y las irregularidades que detectes. Hasta que te acostumbres, esto puede ayudarte a recordar todos los meses lo que es “normal” para tus mamas. No es raro que aparezcan bultos en momentos específicos del mes y que desaparezcan después, acompañando los cambios de tu cuerpo con el ciclo menstrual (si todavía menstrúas). Solo las alteraciones que perduran más de un ciclo completo o adquieren mayor tamaño o prominencia de algún modo requieren atención médica.

Conoce los Cinco pasos de la autoexploración de mamas.

tag

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio