IRM de mama como método de detección

Read this page in English


La IRM de mama no se recomienda como herramienta de detección de rutina para todas las mujeres. Sin embargo, sí se recomienda para control en mujeres con alto riesgo de cáncer de mama, usualmente debido a antecedentes familiares o a una mutación en los genes BRCA1 o BRC2. Si consideras que tienes alto riesgo, deberías realizarte una IRM de mama además de las mamografías anuales (radiografía de la mama).

La IRM de mama no es una herramienta perfecta. Si bien tradicionalmente se la considera más precisa que la mamografía para detectar el cáncer de mama, también es posible que pase por alto tumores que sí serían detectados por la mamografía. Por esto, la IRM de mama se recomienda solo en combinación con otros análisis, como la mamografía o la ecografía.

¿Quiénes deberían realizarse una IRM de mama como método de detección?

Una mamografía anual junto con una IRM de mama de detección es lo que habitualmente se recomienda para mujeres con riesgo mayor al promedio de desarrollar cáncer de mama, o sea, mujeres con mayor riesgo que el 13 % promedio que la mayoría de las mujeres tienen en el transcurso de toda su vida.

La Sociedad Americana del Cáncer (ACS) recomienda que todas las mujeres en alto riesgo (mujeres con un riesgo permanente de cáncer de mama mayor que 20 %) se realicen anualmente una IRM de mama y una mamografía. Para la mayoría de las mujeres, estos controles combinados deben comenzar a la edad de 30 años y continuar mientras la mujer goce de buena salud. De acuerdo con las pautas de la ACS, entre las mujeres con alto riesgo se cuentan:

  • quienes poseen una mutación en el gen BRCA1 o BRCA2 confirmada.
  • quienes tienen un pariente en primer grado (madre, padre, hermano, hermana o hijo) con mutación en el gen BRCA1 o BRCA2 y no se han realizado un análisis genético.
  • quienes descubren que tienen un riesgo permanente de cáncer de mama del 20-25 % o mayor, de acuerdo con las herramientas de evaluación de riesgo basadas principalmente en los antecedentes familiares.
  • quienes se hayan sometido a terapia de radiación en el tórax por otro tipo de cáncer, como la enfermedad de Hodgkin, entre los 10 y 30 años.
  • quienes tengan diagnóstico de enfermedad genética como el síndrome de Li-Fraumeni, el síndrome de Cowden o el síndrome de Bannayan-Riley-Ruvalcaba o algún pariente en primer grado que haya sido diagnosticado con uno de estos síndromes.

La Sociedad Americana del Cáncer recomienda, además, que las mujeres con riesgo moderado de cáncer de mama (con riesgo permanente de 15-20 %) analicen con sus médicos la posibilidad de añadir el diagnóstico por IRM de mama a su mamografía anual. De acuerdo con las pautas de la ACS, esto incluye a las mujeres:

  • que descubren que tienen un riesgo permanente de cáncer de mama del 15-20 % de acuerdo con las herramientas de evaluación de riesgo basadas principalmente en los antecedentes familiares.
  • que presentan un antecedente personal de cáncer de mama, carcinoma ductal in situ (CDIS), carcinoma lobular in situ (CLIS) o cambios anómalos en las células mamarias como una hiperplasia ductal atípica o hiperplasia lobular atípica.
  • que poseen mamas extremadamente densas o mamas con densidad despareja según la visualización en las mamografías.

Si crees que eres candidata a un diagnóstico por IRM de mama, habla con tu médico. Es posible que tú y tu médico deban coordinar con tu plan de seguro de salud para que cubra el examen. Puede ser necesario que demuestres ante tu plan de salud que verdaderamente se te considera en alto riesgo de cáncer de mama. También deberás encontrar un centro médico con equipamiento especial para el diagnóstico por IRM de mama.

Para obtener más información sobre el riesgo de cáncer de mama, visita la sección Reduce el riesgo.

¿Por qué no se recomienda la IRM de mama como método de detección para todas las mujeres?

No se recomienda la IRM de mama como herramienta de detección para mujeres con riesgo promedio de desarrollar cáncer de mama. Se ha demostrado que la IRM de mama tiene más precisión para detectar tumores que las mamografías, lo que realmente parece una ventaja. Sin embargo, una desventaja importante es que los resultados de las IRM de mama arrojan más falsos positivos. En otras palabras, el examen encuentra algo que parece inicialmente sospechoso, pero luego resulta no ser cáncer. Si se adoptara la IRM de mama como herramienta de detección para todas la personas, muchas mujeres pasarían por biopsias y otras pruebas innecesariamente, sin mencionar la ansiedad y el estrés. Por esto, las actuales recomendaciones reservan el diagnóstico por IRM solo para mujeres con alto riesgo.

Además, la IRM es más costosa que la mamografía, y el equipo especial para el diagnóstico por IRM de mama no se encuentra disponible fácilmente.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio