Riesgo de desarrollar cáncer de mama

Read this page in English


El término "riesgo" se utiliza para hacer referencia a una cifra o porcentaje que describe qué tan probable es que se produzca un hecho. Cuando se habla de factores que pueden aumentar o disminuir el riesgo de padecer cáncer de mama, ya sea por primera vez o como recurrencia, a menudo hablamos de dos tipos distintos de riesgo: riesgo absoluto y riesgo relativo

Riesgo absoluto

El riesgo absoluto sirve para describir la probabilidad de que una persona desarrolle cáncer de mama. Se basa en la cantidad de personas que desarrollarán cáncer de mama dentro de un cierto período. El riesgo absoluto también puede expresarse como porcentaje.

Cuando se dice que 1 de cada 8 mujeres en los Estados Unidos, o el 12%, desarrollarán cáncer de mama en el transcurso de sus vidas, se habla de riesgo absoluto. En promedio, una mujer tiene 1 en 8 probabilidades de desarrollar cáncer de mama a lo largo de una vida de 80 años.

El riesgo absoluto de desarrollar cáncer de mama durante una década de la vida en particular es menor que 1 en 8. Cuanto más joven eres, menor es el riesgo. Por ejemplo:

  • En edades de 30 a 39 años, el riesgo absoluto es de 1 en 227, es decir, del 0,44%. Esto significa que 1 mujer en 227 mujeres de este grupo etario puede desarrollar cáncer de mama. Dicho de otra forma, tus probabilidades de desarrollar cáncer de mama, si te encuentras en este rango de edad, son de 1 en 227.
  • Entre los 40 y 49 años, el riesgo absoluto es de 1 en 68, es decir, del 1,47%.
  • Entre los 50 y 59 años, el riesgo absoluto es de 1 en 42, es decir, del 2,38%.
  • Entre los 60 y 69 años, el riesgo absoluto es de 1 en 28, es decir, del 3,56%.

Como puedes ver, cuanto más envejeces, más alto es tu riesgo absoluto de padecer cáncer de mama. Ten en cuenta que estas cifras y porcentajes son promedios para la totalidad de la población. Puede que tu riesgo individual de cáncer de mama sea más alto o más bajo, según una serie de factores que incluyen antecedentes familiares, antecedentes reproductivos (como datos de menstruación y embarazos), raza o grupo étnico y otros factores.

Tomemos por ejemplo los antecedentes familiares. El riesgo absoluto de padecer cáncer de mama es mucho mayor para mujeres con mutaciones heredadas en los genes conocidos como BRCA1 o BRCA2. Para las mujeres con una mutación en BRCA1, el riesgo de desarrollar cáncer de mama alrededor de los 70 años varía entre el 55 y 65%. Esto significa que, de cada 100 mujeres portadoras de estas mutaciones, una cantidad cualquiera entre 55 y 65 puede desarrollar cáncer de mama si viven hasta los 70 años. En el caso de las mujeres con una mutación en BRCA2, el riesgo es un poco menor: 45%.

Si padeces cáncer de mama, el riesgo absoluto también se usa para describir el probable resultado de determinado tratamiento o el curso de la enfermedad. Por ejemplo, supón que, de acuerdo con las características del cáncer de mama (estadio, grado, otros resultados de análisis), tu edad, antecedentes médicos y tratamientos que recibes, los médicos dicen que tus probabilidades de supervivencia sin enfermedad en 5 años (seguir viva sin evidencias de cáncer de mama) son del 90%. Esto significa que tu riesgo absoluto de que vuelvas a padecer cáncer de mama dentro de 5 años es de un 10%, o 1 en 10. Es decir, 1 de cada 10 mujeres con características similares y el mismo plan de tratamiento pueden tener una recurrencia dentro de ese período. Y 9 de cada 10, o el 90%, no lo padecerán.

Riesgo relativo

El riesgo relativo es la cifra o porcentaje que compara el riesgo de desarrollar cáncer de mama entre dos grupos. Este es el tipo de riesgo que frecuentemente analizan los estudios de investigación, que suelen comparar grupos de mujeres con diferentes características o conductas para determinar si un grupo presenta un riesgo mayor o menor de desarrollar cáncer de mama que el otro grupo (ya sea como diagnóstico por primera vez o como recurrencia).

Comprender el riesgo relativo puede ayudarte a responder una pregunta importante: si tomo ciertas decisiones respecto de mi estilo de vida o recibo determinados tratamientos, ¿en qué medida aumentaré o disminuiré mi riesgo de desarrollar cáncer de mama o de padecer una recurrencia?

Ejemplo de aumento del riesgo de cáncer de mama

Muchos estudios indicaron que las mujeres que consumen dos o más bebidas alcohólicas por día tienen un riesgo más alto de desarrollar cáncer de mama. (Una bebida se define como 12 onzas de cerveza común, 5 onzas de vino, o 1,5 onzas de licor con gradación alcohólica de 80º). Puede que describan este riesgo relativo como un porcentaje o una cifra:

  • En comparación con las mujeres que no beben, las mujeres que consumen dos o más bebidas por día tienen un riesgo 50% más alto de padecer cáncer de mama. Expresado de otro modo, tienen un 50% más de probabilidades de desarrollar cáncer de mama en el transcurso de sus vidas que las mujeres que no beben. Esto no significa que su riesgo permanente de padecer cáncer de mama sea del 50%: significa que su riesgo de padecer cáncer de mama es un 50% más alto en relación con las personas que no beben. Este porcentaje es el más utilizado cuando se habla de riesgo relativo en la televisión, Internet y los periódicos.
  • En comparación con las mujeres que no beben, las mujeres que consumen dos o más bebidas por día tienen un riesgo relativo de 1,5. Esta cifra es el modo en que los investigadores y las publicaciones científicas se refieren habitualmente al riesgo relativo. El número "1" se asigna al grupo basal (mujeres que no beben), ya que su riesgo permanece igual. El 0,5 describe el aumento relativo del riesgo para el otro grupo; es otra forma de expresar el riesgo permanente 50% más alto (50% = 0,50).

    El riesgo relativo puede ser un concepto confuso debido a que la mayoría de las personas suelen concentrarse en el porcentaje que aparece en las noticias, p. ej.: riesgo 50% más alto, que suena alarmante. Sin duda, un riesgo 50% más alto de desarrollar cáncer de mama (en relación con las personas que no beben) es significativo, pero no le dice a una mujer cuál es su riesgo permanente si bebe dos o más bebidas alcohólicas por día durante el resto de su vida. Como las mujeres de este grupo tienen 1,5 veces el riesgo de desarrollar cáncer de mama, se debe multiplicar el riesgo absoluto de cáncer de mama (12%) para las mujeres de la población general por el riesgo relativo (1,5):

    • 0,12 x 1,5 = 0,18. Esto significa que el riesgo absoluto permanente que tiene una mujer de desarrollar cáncer de mama si bebe dos o más bebidas alcohólicas por días es apenas inferior al 18%, en comparación con 12% para las mujeres que no beben.

    Numerosos factores diferentes pueden aumentar o disminuir tu riesgo de desarrollar cáncer de mama. Las herramientas en línea como la Herramienta de evaluación del riesgo de cáncer de mama del Instituto Nacional de Cáncer (únicamente en inglés) te permite ingresar información personalizada para calcular cuál es tu riesgo.

    Ejemplo de disminución del riesgo de cáncer de mama

    Supón que has padecido cáncer de mama en estadio temprano y te has sometido a una lumpectomía (extirpación del tumor y de un margen de tejido sano circundante). El riesgo absoluto de recurrencia del cáncer de mama dentro de 10 años es de alrededor de 35%. No obstante, si recibiste terapia de radiación en el tejido mamario remanente, puedes reducir ese riesgo en un 46% aproximadamente, según una investigación que analizó 17 estudios clínicos de terapia de radiación después de una lumpectomía. Para describir esta disminución de riesgo relativo, puede que el médico diga:

    • En comparación con mujeres que solo se sometieron a la lumpectomía, tienes un riesgo 46% más bajo de desarrollar cáncer de mama dentro de 10 años si recibes terapia de radiación luego de la lumpectomía.

    Los investigadores pueden expresarlo de este modo:

    • En comparación con las mujeres que no reciben terapia de radiación, tu riesgo relativo de desarrollar cáncer de mama es de 0,54 (1 – 0,46 = 0,54). Nuevamente, el número "1" se asigna al grupo basal, que no tomó medidas adicionales para disminuir el riesgo. Se resta el 0,46 del 1 debido a que representa una disminución en el riesgo. En otras palabras, tienes aproximadamente un 54% del riesgo que tiene ese grupo de desarrollar cáncer de mama nuevamente en la misma mama dentro de 10 años.

    Por lo tanto, es esta situación, ¿cuál es la verdadera diferencia que genera la terapia de radiación desde el punto de vista del riesgo absoluto de recurrencia del cáncer en la misma mama? Para saberlo, debes multiplicar el riesgo de 10 años de recurrencia sin radiación (35% o 0,35) por el riesgo relativo de 0,54:

    • 0,35 x 0,54 = 0,19. En esta situación hipotética, tu riesgo absoluto de volver a padecer cáncer en la misma mama es de un 19%, o de 1 en 5, si recibes terapia de radiación, en comparación con un 35% aproximadamente, o 1 en 3, si no la recibes. En otras palabras, 1 de 9 mujeres que reciben terapia de radiación pueden tener una recurrencia en la misma mama, en comparación con 1 de 3 mujeres que no reciben el tratamiento.

    Por lo tanto, el riesgo relativo es la cifra que indica en qué medida algo que hagas (como un determinado comportamiento o tratamiento) puede modificar tu riesgo de padecer cáncer de mama en comparación con quienes no lo hagan. Un riesgo relativo de:

    • 0,5 significa que tu riesgo se redujo a la mitad, o en un 50%
    • 1,88 significa que tu riesgo aumenta en un 88%
    • 3,0 significa que el riesgo se triplicó, o aumentó en un 300% (tienes 3 veces el riesgo)

    Como muestran los ejemplos anteriores, saber en qué medida aumenta o disminuye el riesgo de cáncer de mama con determinados factores de estilo de vida y opciones de tratamiento puede ayudar a que tú y tu médico tomen las decisiones más convenientes en tu caso. Estos son ejemplos hipotéticos. Puedes obtener más información sobre el riesgo de cáncer de mama en la sección Disminuye los riesgos (en inglés).

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio