Diagnóstico del CDIS

Read this page in English


Para diagnosticar un CDIS se suele utilizar una combinación de procedimientos:

  • Exploración física de las mamas: es posible que tu médico palpe un pequeño bulto en la mama durante la exploración física, si bien la presencia de un bulto notorio es rara en un CDIS. En los casos en que no sea posible palpar el CDIS en una exploración física, generalmente puede detectarse mediante una mamografía.
  • Mamografía: el CDIS por lo general se detecta con una mamografía. A medida que las células cancerosas viejas mueren y se acumulan, se forman pequeños depósitos de calcio (llamados “calcificaciones” o “microcalcificaciones”) dentro de las células descompuestas. La mamografía muestra las células cancerosas dentro de los conductos como una agrupación de estas microcalcificaciones, que aparecen como manchas blancas o como una sombra.
  • Biopsia: si tu mamografía muestra una anomalía, es posible que el médico te indique una biopsia. Existen dos tipos de biopsia que se realizan mediante una cirugía menor (las biopsias más invasivas son poco frecuentes con el CDIS):
    • Biopsia de aspiración con aguja fina: se inserta en la mama una aguja hueca muy pequeña. Se extrae una muestra de las células y se las analiza con un microscopio. Este método no deja cicatrices.
    • Biopsia con aguja gruesa: se introduce una aguja de mayor tamaño para extraer varias muestras (de mayor tamaño) de tejido de la zona sospechosa. Para que la aguja gruesa atraviese la piel, el cirujano debe hacer un pequeño corte. Esta técnica deja una cicatriz diminuta que apenas se puede percibir durante algunas semanas.
    Si no es posible extraer células o tejidos mediante una biopsia con aguja, o bien la biopsia no genera resultados definidos (no son concluyentes), puede ser necesario aplicar una técnica de biopsia más compleja. Estas biopsias se parecen más a cirugías normales que las biopsias con aguja:
    • Biopsia incisional: durante una biopsia incisional, se extrae una pequeña porción de tejido para analizarlo.
    • Biopsia excisional: en una biopsia excisional, se intenta extraer de la mama la totalidad del bulto con tejido presuntamente afectado.

Las biopsias se realizan únicamente para llegar a un diagnóstico. Si se diagnostica un CDIS, es necesario realizar una cirugía posterior para garantizar la extirpación total del cáncer con “márgenes libres”, es decir, se extirpa también un borde de tejido sano alrededor del cáncer. Esto implica someterse a una lumpectomía o, en algunos casos (con una gran zona de CDIS, por ejemplo), una mastectomía.

Luego de la biopsia, el patólogo analiza la porción de tejido mamario y emite su informe sobre:

  • Tipo y grado del CDIS: qué tan anómalas son las células en relación con las células mamarias normales, y qué tan rápido se están multiplicando
  • Estado de los receptores de hormonas: si las células cancerosas poseen o no receptores (proteínas en la célula que reciben mensajes de las hormonas) de las hormonas estrógeno o progesterona. Si poseen receptores de estrógeno o progesterona, significa que el crecimiento de las células cancerosas está estimulado por dichas hormonas.

Tipo y grado del CDIS

Todos los CDIS se consideran cáncer de mama de estadio 0, el estadio más temprano que existe. El “estadio” indica en qué medida se ha propagado la enfermedad más allá de su ubicación original. Si bien se dice que el CDIS pertenece siempre al estadio 0, puede ser de cualquier tamaño y ubicarse en varias zonas dentro de la mama.

Conocer el tipo y grado del CDIS les permite a ti y a tu médico elegir el mejor tratamiento para tu caso.

El patólogo analiza el tejido extirpado en la biopsia y determina si hay o no células anómalas presentes. Si detecta la presencia de células anómalas, el patólogo informa en qué medida estas difieren de las células mamarias normales y sanas. La imagen muestra el rango de resultados posibles, desde células normales hasta casos de cáncer ductal invasivo.

Rango de crecimiento del CDIS
  • Células normales
  • Hiperplasia ductal o “proliferación” significa que hay demasiadas células presentes.
  • Hiperplasia ductal atípica significa que hay demasiadas células (hiperplasia) y que comienzan a adquirir un aspecto anormal (atípico).
  • Carcinoma ductal in situ significa que hay demasiadas células que presentan características cancerosas, pero todavía se encuentran confinadas al interior del conducto.
  • CDIS-MI (CDIS con microinvasión) significa que algunas células cancerosas han comenzado a atravesar la pared del conducto hacia afuera. Esto se considera un tipo de CDIS levemente más grave.
  • Cáncer ductal invasivo significa que las células cancerosas se han propagado fuera del conducto mamario. La enfermedad ya no es un CDIS sino un carcinoma ductal invasivo, la forma más común de cáncer de mama.

Los tres grados del CDIS son: bajo o grado I; moderado o grado II; y alto o grado III. Cuanto más bajo es el grado, más se asemejan las células cancerosas a las células mamarias normales y más lento es su crecimiento. A menudo resulta difícil ubicar las células en un rango que va de normal a anormal. Si las células se ubican entre grados o en el límite de éstos, suele denominárselas “ambiguas”.

Grado I (grado bajo) o grado II (grado moderado)

Las células de un CDIS de grado bajo o grado I son muy similares a las células normales o las células de una hiperplasia ductal atípica. Las células de un CDIS de grado moderado o grado II se multiplican más rápido que las células normales y no son tan similares. Los CDIS de grado I y grado II suelen crecer lentamente y a menudo se los describe como CDIS “no comedo”. Este término significa que no hay demasiadas células cancerosas muertas en el tumor. Esto indica que la enfermedad crece lentamente, ya que hay alimento suficiente para todas las células. Cuando un tumor crece rápidamente, algunas de sus células comienzan a morir.

Las personas con CDIS de grado bajo poseen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama invasivo en el futuro (después de 5 años) que las personas sin CDIS. No obstante, las personas con CDIS de grado bajo tienen menos probabilidades de recurrencia o de desarrollo de un nuevo cáncer, en comparación con aquellas personas que poseen CDIS de grado alto. Si la enfermedad crece, este crecimiento suele ser más lento en los casos de CDIS de grado bajo que en los CDIS de grado alto.

Existen distintos patrones de CDIS de grado bajo y grado moderado:

  • CDIS papilar: las células cancerosas se ubican dentro de los conductos siguiendo un patrón en forma de dedos. Si las células son muy pequeñas, se las denomina micropapilares.
  • Cribriforme

    CribriformeLarger Version
    CDIS cribiforme: hay espacios vacíos entre las células cancerosas dentro de los conductos mamarios afectados (similar a la disposición de los orificios del queso suizo).
  • CDIS sólido: las células cancerosas ocupan todo el conducto mamario afectado.

CDIS de grado III (grado alto)

En un patrón de grado alto, las células del CDIS suelen crecer más rápido y tener un aspecto muy diferente a las células mamarias normales y sanas. Las personas con CDIS de grado alto poseen un riesgo elevado de cáncer invasivo, ya sea cuando se diagnostica el CDIS o en algún otro momento en el futuro. También poseen un mayor riesgo de que la enfermedad regrese de forma temprana, dentro de los primeros 5 años y no después de 5 años.

El CDIS de grado alto suele describirse como “comedo” o “comedonecrosis”. Comedo hace referencia a las zonas de células cancerosas muertas (necróticas) que se forman dentro del tumor. Cuando las células cancerosas crecen rápidamente, otras células no reciben alimento suficiente. Estas células privadas de nutrientes suelen morir y dejar zonas de necrosis.

Estado de los receptores de hormonas

Además de determinar el tipo y grado del CDIS, el patólogo también analiza el tejido extirpado en la biopsia para ver si posee receptores de hormonas. Este análisis determina si el cáncer de mama tiene receptores de las hormonas estrógeno y progesterona. Un resultado positivo quiere decir que el estrógeno o la progesterona (o ambos) estimulan el crecimiento de las células cancerosas. Si el cáncer se considera del tipo receptor de hormonas positivo, probablemente tu médico te recomiende algún tipo de tratamiento que bloquee los efectos del estrógeno o disminuya sus niveles en el cuerpo.

No obstante, el análisis del CDIS para detectar posibles receptores de hormonas es relativamente nuevo. No des por sentado que el hospital en el que te atiendes realice este análisis. Asegúrate de pedirle a tu médico que analice el cáncer de esta forma.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio