Tratamiento para el CLIS

Read this page in English


El CLIS no requiere el tratamiento que usualmente imaginamos como tratamiento para el cáncer, por ejemplo, cirugía, terapia de radiación y quimioterapia. Tú y tu médico pueden decidir que debes someterte a una cuidadosa observación y estar atentos a si aparece cualquier indicio de cáncer de mama invasivo. También puedes decidir utilizar estrategias para reducir el riesgo de padecer cáncer de mama en el futuro, como medicamentos o cirugía.

  • Observación exhaustiva significa cumplir un cronograma de exámenes de mamas y pruebas de detección acordado entre tú y tu médico. El objetivo es prestar atención a la presencia de indicios de cáncer de mama invasivo y, en caso de que aparezcan indicios evidentes, tomar medidas tempranas. El cronograma puede incluir lo siguiente:
    • frecuentes autoexploraciones de mamas para que te familiarices con tus mamas y detectes cualquier cambio inusual en ellas. Pide al médico que te muestre la técnica correcta y que te indique la frecuencia con que debes examinarte la mamas.
    • análisis clínicos de mamas (exploraciones manuales que realiza el médico) dos veces año como mínimo
    • mamografías de detección todos los años
    • posiblemente otras técnicas de diagnóstico por imágenes, como la imagen de resonancia magnética (IRM), si presentas otros factores de riesgo para el cáncer de mama o antecedentes familiares de la enfermedad
  • Medicaciones como tamoxifeno o Evista (nombre genérico: raloxifeno) : se ha demostrado que reducen el riesgo de cáncer de mama. El CLIS generalmente posee receptores de hormonas positivos, lo que significa que la multiplicación de células anómalas está estimulada por el estrógeno y la progesterona. Si decides utilizar medicación para controlar el riesgo de cáncer de mama, es probable que uses tamoxifeno o Evista.

    Si te encuentras en la etapa premenopáusica, es posible que el médico te recomiende tamoxifeno, un medicamento que bloquea el estrógeno e impide que se una a las células y que les indique que se multipliquen. El tamoxifeno reduce el riesgo de que se desarrolle un cáncer de mama invasivo en el futuro. Un estudio clínico amplio llamado Breast Cancer Prevention Trial (Estudio de prevención del cáncer de mama) reveló que las mujeres diagnosticadas con CLIS que recibieron tamoxifeno durante cinco años redujeron su riesgo de formar un cáncer de mama invasivo en un 46 %.

    Si ya has pasado por la menopausia, puede que el médico sugiera Evista (nombre genérico: raloxifeno), otro medicamento que bloquea los efectos del estrógeno en el tejido mamario. Un estudio clínico de grandes dimensiones como el Estudio de tamoxifeno y raloxifeno (STAR, por sus siglas en inglés) demostró que el raloxifeno resultó tan eficaz como el tamoxifeno para reducir el riesgo de desarrollar cáncer invasivo en mujeres postmenopáusicas con CLIS.
  • La cirugía de reducción de riesgo, también denominada mastectomía profiláctica , consiste en la extirpación de ambas mamas con el objetivo de reducir el riesgo de que alguna vez se forme un cáncer. Si posees otros factores de riesgo de cáncer de mama aparte del CLIS, como por ejemplo una mutación en BRCA1 o BRCA2 o antecedentes familiares de la enfermedad, es posible que debas analizar esta opción con el médico. La mastectomía profiláctica podría aplicarse a ambas mamas debido a que el CLIS, al igual que estos otros factores de riesgo, aumenta el riesgo de desarrollar cáncer en ambas mamas.

    Ten en cuenta que el CLIS no es una amenaza inmediata para tu salud. Tienes tiempo de consultar con el médico y analizar todas las ventajas y desventajas de la cirugía de reducción de riesgo.

Una opción más es participar en un estudio clínico que pruebe un nuevo método para reducir el riesgo de cáncer de mama. Puedes averiguar con tu médico si existe algún estudio clínico disponible en tu área.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio