Cáncer de mama en hombres: el informe patológico

Read this page in English


Siempre que se extrae tejido del cuerpo para hacer un análisis de detección de cáncer, se emite un informe llamado informe patológico. Este informe incluye los resultados de los análisis de laboratorio efectuados sobre el tejido. Esta información te permite decidir junto a tu médico qué tratamientos son más apropiados para tu caso. El informe patológico responde las siguientes preguntas:

¿Qué tipo de cáncer es?

La mayoría de los casos de cáncer de mama en hombres son carcinomas ductales. Ductal significa que la enfermedad comienza en las pequeñas tuberías lácteas de la mama, llamadas conductos. Estos casos suelen ser invasivos ya que se originan dentro del conducto y luego atraviesan su pared, lo que les permite desarrollarse en el tejido mamario normal que rodea la zona. Los casos no invasivos de cáncer de mama, denominados CDIS (carcinoma ductal in situ), son poco frecuentes en hombres. Estos se originan y permanecen dentro de los conductos lácteos. Los hombres rara vez padecen cáncer de mama lobular (enfermedad que comienza en los lobulillos donde se produce la leche) ya que los lobulillos no están completamente formados en el tejido mamario masculino.

Volver al inicio

¿Cuál es el estadio del cáncer?

El estadio del cáncer le permite al médico conocer el alcance del tumor en la mama y en qué medida pudo haberse propagado. Son varios los análisis, procedimientos e informes que permiten determinar el estadio del cáncer. El informe patológico ofrece información sobre el tamaño del tumor e indica si éste ha afectado la piel de la parte delantera de la mama, o los músculos y la pared torácica ubicados detrás. También indica si las células cancerosas llegaron a los ganglios linfáticos y cuántos de estos fueron afectados. Además, puede indicar si el cáncer se encuentra contenido dentro del ganglio linfático o si se ha extendido a través de su cápsula exterior y hacia el tejido circundante (esto se conoce como extensión extracapsular).

Los estadios del cáncer de mama son:

  • Estadio 0: este estadio se utiliza para describir el cáncer de mama no invasivo. No hay indicios de que las células cancerosas hayan salido de la zona en la que se originaron ni de que hayan invadido el tejido normal circundante. Los CLIS y los CDIS son ejemplos de estadio 0.
  • Estadio I (1): este estadio describe el cáncer de mama invasivo (las células cancerosas toman o invaden el tejido normal circundante) en que el tumor mide hasta 2 centímetros y los ganglios linfáticos no han sido afectados.
  • Estadio IIA (2A): este estadio describe el cáncer de mama invasivo en el que no se detecta ningún tumor en la mama pero las células cancerosas han tomado los ganglios linfáticos axilares (ubicados debajo del brazo), O el tumor mide entre 2 y 5 centímetros y no se ha propagado hacia los ganglios linfáticos axilares, O el tumor mide hasta 2 centímetros y se ha propagado hacia los ganglios linfáticos axilares.
  • Estadio IIB (2B): este estadio describe el cáncer de mama invasivo en el que el tumor mide entre 2 y 5 centímetros y se ha propagado hacia los ganglios linfáticos axilares, O el tumor mide más de 5 centímetros pero no se ha propagado hacia los ganglios linfáticos axilares.
  • Estadio IIIA (3A): este estadio describe el cáncer de mama invasivo en el que no se detecta ningún tumor pero la enfermedad ha tomado ganglios linfáticos axilares que están adheridos entre sí o a otras estructuras y pudo haberse propagado hacia los ganglios linfáticos cercanos al esternón, O el tumor mide hasta 5 centímetros y se ha propagado hacia ganglios linfáticos axilares que están aglutinados entre sí o adheridos a otras estructuras, O el tumor mide más de 5 centímetros y se ha propagado hacia ganglios linfáticos axilares que están aglutinados entre sí o adheridos a otras estructuras.
  • Estadio IIIB (3B): este estadio describe el cáncer de mama invasivo en que un tumor de cualquier tamaño se ha propagado hacia la piel de la mama o la pared torácica, Y el cáncer pudo haberse propagado hacia ganglios linfáticos axilares que están aglutinados entre sí o adheridos a otras estructuras, o hacia los ganglios linfáticos cercanos al esternón. El cáncer de mama inflamatorio pertenece por lo menos al estadio IIIB.
  • Estadio IIIC (3C): este estadio describe el cáncer de mama invasivo en el que puede no haber indicios de la enfermedad en la mama o, si hay un tumor, puede ser de cualquier tamaño y haberse propagado hacia la piel de la mama o la pared torácica, PERO el cáncer se ha propagado hacia los ganglios linfáticos ubicados sobre o debajo de la clavícula, Y pudo haberse propagado hacia los ganglios linfáticos axilares o hacia los ganglios linfáticos cercanos al esternón.
  • Estadio IV (4): este estadio incluye casos de cáncer de mama invasivo en el que las células cancerosas se han propagado más allá de la mama, la axila y los ganglios linfáticos mamarios internos, y pudieron haberse propagado hacia los ganglios linfáticos supraclaviculares (ganglios que se encuentran en la base del cuello sobre la clavícula), los pulmones, el hígado, los huesos o el cerebro. “Metastásico en su primera manifestación” significa que el cáncer ya se ha propagado más allá de la mama y los ganglios linfáticos circundantes en un primer diagnóstico. Esto sucede cuando el cáncer de mama primario no logró ser detectado cuando estaba solo en el interior de la mama. El estadio IV corresponde al cáncer metastásico.

Es posible que tu médico te indique hacerte más análisis para ver si el cáncer se ha propagado hacia otras partes del cuerpo (p. ej., el hígado, los pulmones, el cerebro o los huesos). Estos análisis incluyen:

  • análisis de sangre (también llamados análisis de laboratorio): esto se hace casi siempre
  • radiografía de tórax
  • exploración ósea
  • TC o TAC, que significa tomografía axial computarizada
  • resonancia magnética (IRM)
  • tomografía por emisión de positrones (TEP)

El hecho de que el médico indique estos estudios depende de una serie de factores, incluidos los siguientes:

  • La extensión del cáncer en la mama y los ganglios linfáticos: cuanto mayor es el cáncer y mayor es la cantidad de ganglios linfáticos afectados, mayor es el riesgo de que se haya propagado, lo que da lugar a más análisis.
  • Tus indicios (datos obtenidos en la exploración física) y síntomas: si tienes dolores de cabeza o espalda cada vez más intensos, es posible que te estudien esas áreas. Estos síntomas son frecuentes en todas las personas, pero si te han diagnosticado cáncer, posiblemente te generen algún tipo de ansiedad. A menudo estos estudios indican que no hay nada de qué preocuparse.
  • La preferencia del médico: algunos médicos suelen indicar todos los estudios posibles. Otros prefieren seguir las indicaciones de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, que no recomiendan el uso de estos estudios si no existen síntomas.
  • La preferencia del paciente: puede que seas una persona que cree firmemente en los análisis y quiera someterse a tantas pruebas como sea posible por si acaso algún resultado aporte algo al tratamiento. Si es así, debes mencionarle a tu médico que esto es lo que quieres.
  • La participación en ensayos médicos: si eres parte de un estudio clínico, es común que te hagan varios análisis antes de comenzar el estudio y luego de forma regular durante su realización.

Volver al inicio

¿En qué grado se diferencian las células cancerosas de las normales?

El patólogo estudia el tumor con el microscopio y compara el aspecto de las células cancerosas con el de las células normales circundantes. La medida en que se asemejan o difieren las células cancerosas con respecto a las células normales se denomina grado del tumor. Las células cancerosas de grado 1 son similares a las células normales y crecen muy lentamente. Las de grado 3 tienen un aspecto más desorganizado e irregular que las normales y crecen muy rápidamente. Pero si bien las células cancerosas de grado 3 pueden ser más agresivas, son más fáciles de destruir por medio de la quimioterapia o la radiación.

Volver al inicio

¿Qué tamaño tiene el tumor?

El tamaño del tumor es importante a la hora de elegir un tratamiento. También sirve para determinar el estadio del cáncer. No obstante, el tamaño en sí mismo no nos dice todo. El estado de los ganglios linfáticos también es importante. Un cáncer pequeño puede crecer muy rápido, mientras que uno grande puede ser un “gigante manso”.

Volver al inicio

¿Están afectados los ganglios linfáticos?

A veces el cáncer de mama se propaga hacia los ganglios linfáticos de la axila. Cuando los ganglios linfáticos se ven afectados por la enfermedad, se los denomina positivos. Cuando están libres de cáncer, se los llama negativos. El médico debe analizar muestras de tus ganglios linfáticos con un microscopio para determinar si alguna célula cancerosa se propagó hacia esa zona.

De acuerdo a importantes estudios médicos, parece haber una conexión entre la cantidad de ganglios linfáticos afectados y lo agresivo que será el cáncer. Saber cuántos ganglios linfáticos han sido afectados te permite buscar junto a tu médico un tratamiento adecuado para combatir la enfermedad.

Los médicos hablan de tres tipos de afectación de los ganglios linfáticos al analizar un ganglio individual:

  • Mínima (o microscópica): solo se detecta una pequeña cantidad de células cancerosas en los ganglios linfáticos
  • Significativa (o macroscópica): un ganglio o grupo de ganglios linfáticos en particular se ve afectado por el cáncer. Esto suele sentirse al tacto o visualizarse sin la necesidad de un microscopio.
  • Extensión extracapsular: un tumor mamario toma un ganglio linfático completo y se abre camino más allá de la pared del ganglio hacia la grasa circundante.

Tanto en hombres como en mujeres, cuanto mayor es el grado de afectación de los ganglios linfáticos, más agresivo suele ser el cáncer. Pero el alcance de la enfermedad dentro de un ganglio en particular es menos importante que la cantidad total de ganglios linfáticos afectados. Cuantos más son los ganglios afectados, más grave puede ser el diagnóstico.

Volver al inicio

¿Cuál es el estado de los receptores de hormonas del tumor?

Mediante un análisis de receptores de hormonas que se hace en las células cancerosas es posible saber si estas son sensibles a las hormonas estrógeno y progesterona. Cuando el estrógeno aparece y se posa sobre los receptores de estrógeno, se activa la multiplicación celular. La mayoría de los casos de cáncer de mama poseen receptores de estrógeno y progesterona. Si hay receptores presentes, el análisis da un resultado “positivo”; si no hay receptores presentes, el resultado es “negativo”. Los receptores de hormonas positivos pueden indicar un mejor pronóstico y una gran oportunidad para el uso de una hormonoterapia antiestrogénica.

Volver al inicio

¿Cuál es el estado del HER2 del tumor?

El tejido canceroso extraído se analiza para ver si presenta altos niveles de genes o proteínas HER2. El HER2 es un gen que ayuda a controlar el crecimiento y la división de las células y su autorrecuperación. Este gen dirige la producción de proteínas especiales llamadas receptores HER2 en las células cancerosas. Cuando los niveles del gen o la proteína HER2 son elevados, el cáncer se denomina HER2 positivo (menos del 25 % de los casos de cáncer de mama son HER2 positivos). El cáncer HER2 positivo suele ser más agresivo. Pero existe una terapia dirigida llamada Herceptin (nombre genérico: trastuzumab) que funciona muy bien para tratar estos tipos de cáncer.

Volver al inicio

tag

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio