Hormonoterapia para tratar el cáncer de mama en hombres

Read this page in English


La hormonoterapia hace referencia al uso de fármacos que actúan sobre los receptores de hormonas en las células del cáncer de mama. Este tipo de tratamiento puede ser muy efectivo para tratar casos de cáncer de mama con receptores de hormonas positivos, ya sean receptores de estrógeno o progesterona. La mayoría de los casos de cáncer de mama en hombres poseen receptores de hormonas positivos.

Se utilizan los mismos tipos de hormonoterapia para tratar tanto a mujeres como a hombres. El medicamento con mayor trayectoria es el tamoxifeno, que pertenece al grupo de medicamentos moduladores selectivos de los receptores de estrógeno (MSRE). Este medicamento bloquea el receptor de estrógeno y así impide que la hormona (estrógeno) llegue al receptor y active la multiplicación celular del cáncer. Otra forma de hormonoterapia son los inhibidores de la aromatasa. Esta categoría incluye medicamentos como Arimidex (nombre genérico: anastrozol), Femara (nombre genérico: letrozol) y Aromasin (nombre genérico: exemestano).

Debido a que el cáncer de mama es tan poco frecuente en hombres, no se han realizado estudios clínicos para determinar qué medicamento funciona mejor en cada caso. La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos no aprobó el uso de los medicamentos aquí mencionados en hombres sino únicamente en mujeres. Pero estos fármacos pueden resultar muy efectivos para hombres que presentan una enfermedad con receptores de hormonas positivos. Es decir, se pueden aplicar los resultados generales de la hormonoterapia obtenidos con mujeres en hombres que padecen la enfermedad.

Para los hombres que presentan un estadio temprano de la enfermedad, poseen receptores de hormonas positivos y tienen un riesgo significativo de un nuevo cáncer (recurrencia), suele indicarse la hormonoterapia por un período de 5 años. Es posible que tu médico recomiende el uso de tamoxifeno o algún inhibidor de la aromatasa (Arimidex, Femara, o Aromasin). En vista de los beneficios que lograron las mujeres con el uso prolongado de hormonoterapias, los hombres deberían considerar la posibilidad de tomar Femara durante 5 años una vez que “cumplen” los 5 años con el uso del tamoxifeno.

Las mismas hormonoterapias funcionan para hombres que presentan cáncer de mama avanzado (metastásico) con receptores de hormonas positivos. En este caso, la hormonoterapia suele continuarse hasta que deje de funcionar. Si estas hormonoterapias dejan de funcionar y la enfermedad evoluciona, puede utilizarse una hormonoterapia con Faslodex (nombre genérico: fulvestrant). Si la hormonoterapia no es capaz de mantener el cáncer bajo control, generalmente se pasa a considerar el uso de la quimioterapia.

Debido a que no se han realizado estudios clínicos de estos medicamentos con hombres, es muy difícil determinar cuáles son los posibles efectos secundarios. Algunos hombres comunicaron los siguientes síntomas al someterse a hormonoterapias:

  • pérdida del deseo sexual
  • problemas de erección
  • aumento de peso
  • bochornos
  • cambios en el estado de ánimo

Asegúrate de consultar los efectos secundarios con tu médico para que pueda ayudarte a sobrellevarlos.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio