Terapia dirigida para tratar el cáncer de mama en hombres

Read this page in English


Es posible que los medicamentos que tratan específicamente una anomalía dentro de las células cancerosas generen beneficios adicionales y pocos efectos secundarios.

Herceptin (nombre genérico: trastuzamab) es el medicamento más conocido de este tipo. Herceptin es una terapia dirigida al sistema inmunitario y funciona solo contra los casos de cáncer de mama que presentan genes HER2 adicionales y producen demasiados receptores de proteína HER2. Estos receptores se comportan como espacios de aparcamiento en las células del cáncer de mama. Reciben las señales que ordenan a las células multiplicarse y diseminarse. Herceptin identifica y bloquea los espacios de aparcamiento, por lo que las señales de multiplicarse y diseminarse no llegan a su destino. Además, Herceptin se une a las células cancerosas y las “marca”. El sistema inmunitario detecta estas células marcadas y las destruye. Herceptin es sumamente eficaz en las personas que tienen cáncer de mama de receptores HER-2 positivos en un estadio temprano o tardío (avanzado) de la enfermedad.

Herceptin presenta varios efectos secundarios posibles:

  • Puede provocar síntomas similares a los de la gripe (escalofríos, fiebre, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, dolor).
  • En ocasiones puede provocar daños al corazón. Para minimizar el riesgo, Herceptin no se indica conjuntamente con otros medicamentos que también pueden afectar el corazón. Cuando se administra únicamente Herceptin, el riesgo cardíaco es mínimo.

Avastin (nombre genérico: bevacizumab) es otra terapia dirigida. Avastin actúa sobre los nuevos vasos sanguíneos que alimentan las células cancerosas. Avastin fue aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) en combinación con Taxol (nombre genérico: paclitaxel) para tratar el cáncer de mama metastásico HER-2 negativo en personas que no han recibido quimioterapia para cáncer de mama metastásico.

Avastin presenta una serie de efectos secundarios potencialmente graves que incluyen presión arterial elevada, hemorragia nasal y un aumento en la cantidad de proteína en la orina. Además, Avastin puede aumentar el riesgo de infarto y afecciones cardíacas. Si ya padeces alguna de estas afecciones o tienes un alto riesgo de padecerlas, habla con tu médico sobre los posibles efectos de Avastin.

Nuevas terapias dirigidas aparecen periódicamente. Presta atención a los últimos resultados de investigaciones en Breastcancer.org en esta área de tratamiento.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio