Tratamiento para el carcinoma medular de la mama

Read this page in English


Tu y tú médico pueden desarrollar juntos un plan de tratamiento para el carcinoma medular. Algunos médicos consideran que un carcinoma medular puro puede requerir únicamente cirugía sin ningún otro tratamiento adicional (adyuvante) como quimioterapia o terapia de radiación. Esto se debe a que el carcinoma medular por lo general es un tumor pequeño no agresivo que rara vez se propaga a los ganglios linfáticos.

Otros médicos creen que todos los casos de carcinoma medular deben tratarse como a un carcinoma ductal invasivo. El carcinoma medular puro es muy poco frecuente y muy difícil de diagnosticar con certeza, y algunos médicos posiblemente quieran asegurarse de no estar administrando el tratamiento incorrecto para el cáncer.

El carcinoma medular atípico debe recibir los mismos tratamientos que el carcinoma ductal invasivo.

Puedes decidir con tu médico el plan de tratamiento más adecuado para tu caso en función de las características del cáncer tales como el tamaño y grado del tumor y si el cáncer se ha propagado o no hacia los ganglios linfáticos. El plan puede incluir:

  • Cirugía para extirpar el cáncer y, de ser necesario, los ganglios linfáticos afectados. Si el carcinoma medular se propaga a los ganglios linfáticos, por lo general afecta a hasta 3 ganglios. A continuación, se indican los posibles procedimientos:
    • Lumpectomía: el cirujano extirpa únicamente la parte de la mama que presenta el tumor y parte del tejido normal que lo rodea. EL cirujano también puede extraer algunos de los ganglios linfáticos.
    • Mastectomía simple o total: extirpación de la mama sin extirpar los ganglios linfáticos axilares. Se realiza una biopsia del ganglio linfático centinela para analizar el ganglio o los ganglios próximos al tumor en busca de indicios de diseminación del cáncer.
    • Mastectomía radical modificada: cirugía que tiene como objetivo extirpar la mama, el revestimiento de la pared muscular del tórax y parte de los ganglios linfáticos axilares.
  • Quimioterapia: la quimioterapia consiste en la administración de medicamentos contra el cáncer en forma de comprimidos o directamente a través de una vena. Los medicamentos se distribuyen a todas las partes del cuerpo a través del torrente sanguíneo. El objetivo principal es destruir las células cancerosas que podrían haberse diseminado del tumor original.
  • Terapia de radiación: la terapia de radiación, también conocida como radioterapia, envía ondas de alta energía al área del cuerpo afectada por el cáncer, por ejemplo, el tórax o los ganglios linfáticos axilares. Esta radiación dirigida puede destruir todas las células cancerosas que pueden haber sobrevivido a la cirugía.

La mayoría de los carcinomas medulares arrojan resultados negativos para receptores de estrógeno y de progesterona. Por lo tanto, generalmente no se los puede tratar con hormonoterapias como tamoxifeno o inhibidores de la aromatasa, que interfieren con la capacidad del estrógeno de estimular el crecimiento de las células cancerosas. Por lo general, los carcinomas medulares también presentan receptores de HER2/neu negativos, de modo que no se los puede tratar con Herceptin (nombre genérico: trastuzumab). De todos modos, asegúrate de confirmar con tu médico si eres candidato para este medicamento.

¿Te ayudó este artículo?

No
C3a
C3b
Evergreen-donate
Volver al inicio