Ansiedad y cáncer de mama metastásico o recurrente

Es comprensible que muchas mujeres diagnosticadas con cáncer de mama metastásico o recurrente sufran ansiedad y tengan miedo de lo que pasará en el futuro. Puede que estés en medio de un tratamiento y realizándote diversos análisis, así que las visitas al médico tal vez te preocupen y te pongan ansiosa. Además, es posible (y entendible) que te pongas nerviosa cuando sientes alguna molestia o dolor. A veces, la quimioterapia, la hormonoterapia y los medicamentos para el alivio del dolor pueden aumentar esa ansiedad.

Si te sientes ansiosa todo el tiempo, habla con tu médico. Tal vez pueda referirte a un psicoterapeuta especializado que podría ayudarte. Los medicamentos antidepresivos, como Paxil (nombre genérico: paroxetina) o Effexor (nombre genérico: venlafaxina), también podrían ser de ayuda. Algunas técnicas de medicina complementaria y psicosomática pueden disminuir la ansiedad; también es beneficioso llevar una dieta balanceada, hacer ejercicio físico habitualmente y evitar la cafeína y las bebidas alcohólicas.

Obtén más información sobre la ansiedad.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio