Vómitos y cáncer de mama metastásico o recurrente

El vómito generalmente es consecuencia de las náuseas. Al vomitar, los músculos estomacales se contraen, empujan el contenido del estómago hacia el esófago y lo expulsan por la boca. La quimioterapia, la terapia dirigida y la hormonoterapia son tratamientos para el cáncer de mama metastásico y recurrente que pueden causar vómitos.

Como los vómitos pueden ser un indicio de una condición más grave o de una reacción alérgica a un tratamiento, llama al médico inmediatamente si presentas alguno de estos síntomas:

  • vomitas más de cuatro o cinco veces en un período de 24 horas
  • el estómago se hincha o duele antes de vomitar
  • si vomitas aunque tomes medicamentos antieméticos

Si vomitas después de recibir tratamiento, habla con tu médico. Quizá puedas cambiar de medicamento. Tu médico tal vez pueda prescribirte un antiemético.

Para ayudar a que tu cuerpo se recupere de los vómitos y mantenerte hidratada, bebe una gran cantidad de líquidos, como agua, caldo o té de hierbas. Una vez que ya no sientas revuelto el estómago, come porciones pequeñas de alimentos secos y blandos, como arroz o galletas secas.

Obtén más información sobre los vómitos.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio