Síntomas de una recurrencia localizada

Si el cáncer de mama vuelve de manera localizada, en el mismo lugar donde se detectó en el diagnóstico original, tal vez tengas los siguientes síntomas:

  • un nuevo bulto en la mama
  • una nueva área de la mama que parece tener una firmeza anormal
  • una nueva tirantez de la piel o inflamación en el área de la lumpectomía
  • enrojecimiento o inflamación de la piel que se encuentra sobre la mama o alrededor de ella
  • aplanamiento del pezón u otros cambios en él
  • bultos en la piel que recubre la pared torácica o debajo de ella
  • un nuevo engrosamiento en la cicatriz de la mastectomía o cerca de ella

Toda la zona de la mama puede encontrarse roja e hinchada hasta unos meses después de la cirugía y la radiación contra el cáncer de mama. Si notas algún cambio en las mamas y te preocupa, habla con tu médico. El enrojecimiento también puede ser indicio de una infección, así que te recomendamos consultar al médico para que revise las áreas afectadas.

Si te realizaste una mastectomía y, luego, una reconstrucción de mama es posible que aparezcan bultos inofensivos por la acumulación de tejido cicatricial o adipocitos muertos en la mama reconstruida. Esos bultos no son tumores cancerosos. De todas formas, el médico necesita estar al tanto de cualquier bulto que sientas en las mamas para monitorear posibles cambios de tamaño o sensibilidad. Dado que en los procesos de mastectomía y reconstrucción mamaria se suele extirpar todo el tejido mamario y reemplazarlo con otro tejido y/o con un implante, generalmente no se recomiendan mamografías para las mamas reconstruidas. El médico puede monitorear cualquier bulto nuevo en una mama reconstruida mediante un examen clínico de mamas. También puede recomendar métodos adicionales como una resonancia magnética (IRM).

Pruebas para diagnosticar una recurrencia localizada

Para averiguar si un bulto nuevo en la mama es canceroso, el médico seguramente te haga una mamografía. Si los resultados de la mamografía no son concluyentes o generan alguna preocupación, es posible que el médico quiera que te hagas una ecografía, una IRM o una exploración con TEP. Si estas pruebas sugieren que podría haber una recurrencia, el médico realizará una biopsia del bulto.

Si quieres obtener más información sobre las pruebas utilizadas para detectar una recurrencia, visita la sección Análisis para detectar el cáncer de mama: detección, diagnóstico y control de Breastcancer.org.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio