Seis formas de crear una red de apoyo después de haber recibido el diagnóstico de cáncer de mama metastásico

Desahógate con amigos y familiares. Si te diagnosticaron cáncer de mama metastásico, los amigos y familiares pueden ser una importante fuente de apoyo. Ellos pueden reconfortarte, acompañarte a tus citas, ayudarte con las rutinas diarias y simplemente estar allí para escucharte.

Busca un grupo de apoyo en persona. Pregúntale a tu médico o trabajador social si existe algún grupo de apoyo para personas con cáncer de mama metastásico en tu zona. Hablar abiertamente sobre miedos, preocupaciones y frustraciones puede ser de mucha ayuda. Roz Kleban es un trabajador social clínico licenciado con designación R en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center y afirma: “lo que hacen estos grupos es ayudar a los miembros a ayudarse entre ellos”.

Únete a grupos de apoyo en línea. Las comunidades en línea, como los Foros de Discusión de Breastcancer.org pueden proporcionar apoyo emocional en cualquier momento del día o la noche. Los miembros pueden publicar mensajes y recibir respuestas y consejos de otras personas que estén pasando por situaciones similares.

Pídele a tu médico que te recomiende un trabajador social, un psicólogo o un consejero que se especialicen en oncología. Hablar con un profesional capacitado en la psicología del cáncer puede proporcionarte un apoyo valioso. Un experto puede ayudarte a entender emociones como el miedo, la ansiedad, el enojo o la depresión, y proporcionarte herramientas para manejar tus sentimientos.

Habla con miembros o líderes de tu comunidad espiritual. Muchas personas encuentran consuelo al rezar o reunirse con otras personas en comunidades basadas en la fe. Si normalmente no asistes a la iglesia ni te reúnes con un grupo espiritual, pregunta si tu hospital tiene algún capellán que pueda guiarte hacia una organización basada en la fe.

Deja que quienes te quieren te ayuden con las tareas del hogar y las rutinas. Tus amigos pueden traerte comidas preparadas o ayudarte a cuidar a tus hijos, ir de compras y hacer tareas del hogar. Las organizaciones comunitarias, los grupos religiosos y los grupos de apoyo para personas que padecen cáncer suelen tener voluntarios que pueden ayudarte con tus rutinas diarias.

Lee más acerca de cómo obtener ayuda después de haber recibido el diagnóstico de cáncer de mama metastásico.


Read this page in English

Volver al inicio