Opciones para tratar el cáncer de mama metastásico o recurrente

Hay varios enfoques para tratar el cáncer de mama metastásico o recurrente. El enfoque aplicado será distinto para cada persona, porque todos somos diferentes y cada cáncer es diferente. La mayoría de las decisiones de tratamiento dependen del lugar en el que se encuentre la recurrencia del cáncer, de las características del cáncer (sus características de receptor de hormonas y de HER2) y los tratamientos que se hayan recibido antes, entre ellos:

  • tipos de cirugía (lumpectomía o mastectomía)
  • tipo de extirpación del ganglio linfático (ganglio centinela o disección axilar)
  • tipos y cantidad de terapias de radiación
  • tipos y cantidad de quimioterapia
  • tipos y cantidad de terapias dirigidas

Tu médico y tú tienen que estar de acuerdo para decidir cómo manejar el cuidado de tu salud. Hazle saber a tu médico qué tan intensivo quieres que sea el tratamiento. Por ejemplo, es posible que el médico recomiende un tratamiento muy intensivo que puede tener efectos secundarios graves. Tal vez tú prefieras un tratamiento menos intensivo con menos efectos secundarios. Si tienes dolor, puede que controlarlo sea tu prioridad principal. Establecer una comunicación abierta y clara con el médico es muy importante para definir un plan de tratamiento que respete tus sentimientos y decisiones. Escucha atentamente al médico pero, al mismo tiempo, asegúrate de que él también escuche.

Dile con precisión qué es lo más importante para ti con respecto al tratamiento: la calidad de vida, el control del dolor o tratar el cáncer de la manera más intensiva posible. Habla con él sobre los riesgos y beneficios de cada tratamiento. Escucha sus recomendaciones y luego decide con él un plan de tratamiento.

Y recuerda que puedes cambiar de opinión sobre el tratamiento en cualquier momento. Tal vez quieras modificar el tratamiento por distintos motivos: cómo te sientes, el impacto del tratamiento en tu vida diaria, asuntos familiares o preocupaciones financieras. Tu plan de tratamiento no está escrito en piedra. Puedes hablar con tu médico para cambiarlo en cualquier momento.

Si quieres, también puedes pedir una segunda opinión y consultar a otro oncólogo especializado en cáncer de mama para tener una visión externa de la patología del cáncer y de las recomendaciones de tratamiento. Para tener una segunda opción, consulta a un oncólogo de otro hospital. El personal de este otro oncólogo te indicará qué necesitas para la consulta. Tal vez no estés del todo cómoda con la idea de consultar a otro médico, pero tener una segunda opinión puede ser importante a la hora de planificar el tratamiento. Obtén más información sobre cómo obtener una segunda opinión.

Asuntos para considerar al momento de tomar decisiones para tratar el cáncer de mama metastásico o recurrente:

  • ¿Qué tan invasivo quieres que sea el tratamiento? ¿Quieres ir más allá de lo convencional y probar todos los tratamientos que puedan evitar que el cáncer se propague?
  • ¿Cuál es tu estado de salud general? ¿Puedes tolerar un tratamiento más invasivo?
  • ¿Qué tan importante es para ti la calidad de vida? ¿Estás dispuesta a soportar efectos secundarios que podrían disminuir el nivel de tu calidad de vida?
  • ¿Qué tan importante es para ti controlar el dolor?
  • ¿Estás dispuesta a participar en un estudio clínico?
  • ¿Tiene seguro médico? ¿El costo de la cirugía del tratamiento es algo que te preocupa?
  • ¿Hay personas dispuestas a ayudarte con las tareas cotidianas si lo necesitas?
  • ¿Cuál es la mejor manera de que el equipo médico se comunique contigo? ¿Quieres obtener información sobre tu salud en términos científicos, de manera directa y sin rodeos? ¿O prefieres un enfoque más delicado?

Preguntas que debes hacerle al médico acerca del tratamiento del cáncer de mama metastásico o recurrente:

  • ¿Cómo determinó las características de receptor de hormonas y de HER2 del cáncer?
  • ¿Necesito una biopsia para saber si han cambiado esas características?
  • ¿Por qué me recomienda un tratamiento en particular?
  • ¿Cuáles son los beneficios de cada uno de los tratamientos posibles? ¿Cuáles son los efectos secundarios?
  • ¿Cómo afectaría cada tratamiento mi calidad de vida?
  • ¿Cómo sabré si el tratamiento está funcionando?
  • ¿Qué tipo de pruebas me realizarán?
  • ¿Qué pasa si el tratamiento deja de funcionar?
  • ¿Cómo sabré cuándo cambiar de tratamiento?
  • ¿Qué pasa si decido no recibir un tratamiento?
  • ¿Existen estudios clínicos que cree que serían beneficiosos para mí?

En las siguientes páginas, puedes obtener información sobre estos temas:

En palabras del experto

“Los tratamientos utilizados dependen de la bioquímica de las células cancerosas, de las partes del cuerpo afectadas y de los tratamientos de cáncer que haya recibido antes la paciente”.

-- Dr. Larry Norton


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio