Cirugía para tratar el cáncer de mama metastásico

En algunos casos de cáncer de mama metastásico, se recomienda la cirugía. En esta página encontrarás información sobre las razones por las que tu médico podría sugerir una cirugía.

Cirugía para tratar una recurrencia de cáncer de mama metastásico

Si el cáncer de mama se ha propagado a otra parte del cuerpo, la cirugía puede no ser una buena opción de tratamiento porque es poco probable que se eliminen todas las células cancerosas. Especialmente si el cáncer se ha propagado a más de un lugar. De todas formas, en algunos casos, es posible que el médico recomiende cirugía o terapia de radiación (o ambas) para evitar fracturas de huesos y obstrucciones en el hígado a causa de células cancerosas o para aliviar el dolor y otros síntomas.

Cirugía para tratar el cáncer de mama metastásico como primer diagnóstico

Casi el 10 % de las mujeres están en una etapa de cáncer metastásico cuando son diagnosticadas. Ciertas investigaciones sugieren que algunas mujeres que son diagnosticadas con cáncer de mama metastásico desde el primer momento tienen una mayor tasa de supervivencia si se les extirpa el tumor primario alojado en la mama. Si tu primer diagnóstico de cáncer de mama indicó que la enfermedad ya estaba en estado metastásico, puedes preguntarle al médico si extirpar el tumor de mama sería una buena opción en tu caso.

Cirugía para extirpar tumores metastásicos en el hígado

No es común realizar cirugía para extirpar el cáncer de mama metastásico, pero los resultados de un pequeño estudio sugieren que algunas mujeres pueden beneficiarse de la cirugía para extirpar el cáncer de mama que ha hecho metástasis en el hígado si el cáncer presenta las siguientes características:

  • positivo para receptor de hormonas
  • ha respondido a la quimioterapia antes de la cirugía
  • no ha crecido en el tiempo entre el diagnóstico de la metástasis y la cirugía

En la actualidad, no sabemos si las mujeres que se someten a cirugía para extirpar el cáncer de mama metastásico en el hígado tienen mejores resultados que las mujeres que no se operan. Sin embargo, si tienes metástasis en el hígado, quizás prefieras preguntarle a tu médico sobre los beneficios y los riesgos de la cirugía en tu situación particular.

Criocirugía para tratar el cáncer de mama metastásico

La criocirugía puede ser una opción para el tratamiento de tumores metastásicos, pequeños y aislados de cáncer de mama en las mujeres que no son buenas candidatas para la cirugía. Con este procedimiento, guiado por imágenes (ecografía, tomografía computarizada o IRM), se inserta una sonda especial de congelación (un tipo de catéter) a través de la piel hasta el tumor para tratarlo. Una vez que la punta de la sonda se encuentra en el lugar correcto dentro del centro del tumor, se inyecta gas argón presurizado a través de la sonda y dentro del tumor, lo que congela y destruye el tejido canceroso. Las técnicas de la criocirugía pueden variar según los centros de tratamiento contra el cáncer. La criocirugía es más común en los casos en que el cáncer de mama está bajo control gracias a tratamientos sistémicos como la quimioterapia o la hormonoterapia.

Si quieres saber más sobre las cirugías, visita la página Qué puedes esperar de una cirugía, dentro de la sección Cirugía de Breastcancer.org.


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio