Desventajas y beneficios

Read this page in English


Desventajas de la disección del ganglio centinela

“La necesidad de un tratamiento adicional (cirugía, radiación, o ambas) cuando se detecta afectación del ganglio centinela es una limitación clave de este procedimiento. Varios médicos prefieren el procedimiento tradicional de los ganglios linfáticos simplemente para evitar una situación en la que se requieran otros tratamientos para tratar los ganglios restantes que pudieran estar afectados por el cáncer. Ello refuerza la importancia de seleccionar cuidadosamente el procedimiento correcto para cada paciente. Si presentas un riesgo considerable de afectación de los ganglios linfáticos, según la información de la estadificación inicial y aquello que detectó el cirujano durante la cirugía, seguramente se justificaría una disección tradicional de los ganglios linfáticos”.
Dra. Marisa Weiss

Beneficios de la disección del ganglio centinela

En la disección del ganglio centinela, el cirujano únicamente debe extirpar un ganglio linfático, o bien un pequeño grupo de dos o tres ganglios, para determinar si el cáncer de mama se diseminó a la axila. Este procedimiento deja intactos los otros ganglios linfáticos funcionales que no están afectados por el tumor. Permite obtener cierta perspectiva del tratamiento clínico, con la menor cirugía y traumatismo posibles.

Hay varias razones aceptables por las cuales las mujeres desean minimizar la cantidad de ganglios linfáticos axilares que se extirpan. La cirugía con extirpación de los ganglios linfáticos puede causar efectos secundarios transitorios muy molestos, como acumulación de líquido linfático en la axila (“seroma”). Otros efectos secundarios pueden ser persistentes, como malestar leve y adormecimiento en la axila y la parte superior del brazo, e inflamación del brazo en el lado de la mama afectada, lo que se denomina linfedema *. La inflamación como consecuencia de un linfedema puede afectar el área de la mama y la axila. Finalmente, cuanto mayor sea la cantidad de cirugías a las que se somete una mujer en el área de la axila y la mama, mayor será el riesgo de manifestar adormecimiento, hipersensibilidad y malestar.

En consecuencia, en las mujeres aptas, el procedimiento del ganglio centinela es un paso importante en la dirección correcta. Es una forma inteligente de identificar los ganglios que presentan mayor riesgo de afectación. Funciona favorablemente en varias mujeres diagnosticadas con una enfermedad en estadio avanzado con un riesgo relativamente bajo de afectación de los ganglios linfáticos.

La extirpación estratégica de solo uno o algunos ganglios axilares clave permite realizar un análisis preciso del estado general de los demás ganglios en mujeres que presentan tumores relativamente pequeños (no superiores a 2 centímetros) y que, mediante la palpación, no se detectan ganglios anómalos antes de una cirugía. Los estudios con un período de seguimiento apenas inferior a los 5 años revelan que las mujeres recientemente sometidas a una extirpación del ganglio linfático centinela vivían el mismo tiempo y presentaban la misma probabilidad de no presentar cáncer que las pacientes sometidas a la extirpación de una mayor cantidad de ganglios. Una etapa de seguimiento de una duración más prolongada nos ayudará a comprender mejor las ventajas y desventajas a largo plazo de la disección del ganglio linfático centinela.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio