Próximos pasos

Read this page in English


Si el ganglio centinela NO presenta cáncer, es probable que ninguno de los demás ganglios linfáticos axilares tenga cáncer. Y es muy probable que el cáncer no se haya diseminado más allá de la mama. Al disponer de esta información importante, se pueden tomar decisiones sobre el tratamiento.

Si el ganglio centinela SÍ tiene cáncer, posiblemente sea necesario otro paso de tratamiento. Existen varias opciones efectivas:

  • Un cirujano que sospecha, en el quirófano, que el ganglio centinela está afectado por el cáncer, puede optar por extirpar más ganglios para evaluarlos (una disección axilar *) durante la misma operación.
  • Si el laboratorio detecta una presencia significativa de cáncer en el ganglio centinela (o en los ganglios) después de la cirugía, el cirujano puede recomendar otra operación (una disección axilar *) para extirpar y analizar otros ganglios linfáticos de la axila.
  • El equipo médico puede recomendar el tratamiento de radiación de los ganglios linfáticos circundantes, en lugar de otra cirugía, como la mejor forma de tratar el cáncer que pudo haberse diseminado en dichos ganglios.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio