¿Quiénes son buenas candidatas?

Read this page in English


La disección del ganglio centinela es una buena opción para las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama invasivo en estadio temprano que presentan un riesgo bajo a moderado de afectación de los ganglios linfáticos.

En estas mujeres, es fundamental determinar si el cáncer se extendió más allá de la mama. Pero también es recomendable extirpar solamente los ganglios linfáticos con más probabilidades de brindar la información clave, en lugar de extirpar los demás ganglios que "se ocupaban de sus propios asuntos" y cuidaban otras partes de la mama.

A veces, sobre la base de un examen físico, una radiografía o el tamaño del tumor, el cirujano puede sospechar o saber que los ganglios linfáticos de una mujer están afectados. Cuando la pregunta es "¿CUÁNTOS ganglios linfáticos están afectados?" en lugar de "¿HAY ganglios linfáticos afectados?", lo más recomendable es una disección de ganglios linfáticos axilares * estándar, con la extirpación de varios ganglios. El objetivo es evitar que quede una cantidad considerable de cáncer que puede haber en los ganglios Y saber cuántos ganglios están afectados:

  • ¿Entre uno y tres?
  • ¿Entre cuatro y nueve?
  • ¿Más de diez?

Los investigadores han determinado que, a medida que una mujer asciende en la escala de estas categorías de afectación de los ganglios linfáticos, la enfermedad se torna mucho más grave y se requieren tratamientos cada vez más agresivos.

En general, la disección del ganglio centinela NO es adecuada para las siguientes mujeres:

  • Cualquier mujer con probabilidades de tener cáncer en los ganglios linfáticos.
  • Mujeres que tuvieron cirugías o tratamientos que puedan haber alterado el patrón normal de drenaje linfático.

Además, la disección del ganglio centinela puede no ser adecuada en los siguientes casos:

  • Mujeres mayores de 50 años, cuyo flujo linfático puede estar alterado por el desgaste del proceso de envejecimiento; en este caso, el ganglio centinela puede no ser un indicador confiable de que el resto de los ganglios linfáticos estén afectados por el cáncer.
  • Mujeres que recibieron quimioterapia antes de la cirugía para reducir el tamaño de un tumor grande, o para tratar varios ganglios linfáticos afectados. Esto se debe a que el flujo linfático puede verse alterado por la inflamación y el tejido cicatricial que se producen cuando tu cuerpo y la quimioterapia combaten el tumor.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio