Mastectomía: qué puedes esperar

Read this page in English


RadiatBegining

Antes de la mastectomía

En el hospital, el día de la cirugía, debes usar una bata de quirófano y esperar en el área preoperatoria. En algunos hospitales, permiten que uno o dos amigos o familiares estén contigo en la habitación.

Es posible que el cirujano o una enfermera te hagan marcas en el pecho para saber dónde se debe realizar la incisión. Por lo general, esto se hace con un marcador y, mientras se realizan las marcas, estarás sentada derecha para que se pueda marcar el pliegue natural de la mama.

Luego, te llevarán a la sala de anestesia, donde una enfermera te colocará una aguja conectada con un tubo largo (una vía de infusión endovenosa) en la mano o el brazo y la sujetará con cinta adhesiva. Poco después, te administrarán un tranquilizante a través de la vía endovenosa. Una vez que estés en el quirófano, adonde te llevarán en silla de ruedas, te administrarán anestesia general.

Durante la mastectomía

Una mastectomía con disección axilar (mastectomía radical modificada) puede durar entre 2 y 3 horas. Si la reconstrucción se realiza al mismo tiempo, la cirugía será más prolongada.

La mayoría de las incisiones de una mastectomía tienen la forma de un óvalo alrededor del pezón, a lo ancho de la mama. Si te realizan una mastectomía con preservación de la piel, la incisión será más pequeña e incluirá solamente el pezón, la areola y la cicatriz de la biopsia original.

Después de realizar la incisión, se separa el tejido mamario de la piel que lo recubre y de la pared muscular del tórax subyacente. Se extrae todo el tejido mamario, que se encuentra entre la clavícula y las costillas, desde el costado del cuerpo hacia el esternón en el centro. Si te realizan una mastectomía radical completa, es posible que también se extraiga una parte del músculo del tórax. El cirujano especialista en mamas también realizará una disección de ganglios linfáticos axilares * si forma parte del plan de cirugía.

Una vez que este cirujano extrae el tejido mamario (y si la reconstrucción mamaria * inmediata es parte del plan), el cirujano plástico realizará la reconstrucción.

En las últimas etapas de la cirugía, el cirujano especialista en mamas controlará que no haya hemorragias en las áreas de la cirugía e insertará los tubos de drenado quirúrgico. Estos tubos largos se insertan en el área de la mama o la axila para recoger el exceso de líquido que se puede acumular en el espacio donde se encontraba el tumor. Los tubos tienen balones de plástico en los extremos para crear succión, lo cual ayuda a extraer el líquido del cuerpo. Después de insertar los tubos, el cirujano cerrará la incisión con puntos. Luego, se cubrirá el lugar de la cirugía con un vendaje que se coloca bien apretado alrededor del tórax.

Después de la mastectomía

Después de la mastectomía, te llevarán a la sala de recuperación, donde el personal controlará tu ritmo cardíaco, temperatura y presión arterial. Si sientes dolor o tienes náuseas a causa de la anestesia, díselo a alguien para que puedan darte medicamentos.

Luego, te llevarán a una habitación del hospital. En el caso de una mastectomía, la hospitalización generalmente dura 3 días o menos. Si te realizan una mastectomía y una reconstrucción al mismo tiempo, es posible que debas permanecer en el hospital durante más tiempo.

La mañana posterior a la cirugía, el cirujano o una enfermera te indicarán una rutina de ejercicios que puedes realizar para evitar la rigidez del brazo y el hombro del lado en que te realizaron la mastectomía y ayudar a prevenir la formación de tejido cicatricial considerable. Algunos se deben evitar hasta que se quite el tubo de drenado. Pregúntale al cirujano todo lo que necesites saber para asegurarte de que la rutina de ejercicios sea adecuada. El cirujano también debe proporcionarte instrucciones escritas y detalladas sobre cómo hacer los ejercicios.

Antes de que abandones el hospital, el cirujano o la enfermera te brindarán información sobre la recuperación en el hogar:

  • Medicamentos para el alivio del dolor : el cirujano probablemente te dará una receta para cuando dejes el hospital. Es recomendable que compres los medicamentos antes de llegar a tu casa, o que un amigo o familiar lo haga apenas llegues a tu casa, para que los tengas a tu disposición.
  • Cuidado del vendaje (o apósito) en el sitio de la incisión : pregúntale al cirujano o a la enfermera cómo debes cuidar el vendaje que te colocaron después de la mastectomía. Es posible que el cirujano te indique que no intentes quitarte el vendaje, sino que esperes hasta la primera visita de seguimiento para que él te lo quite.
  • Cuidado del tubo de drenado quirúrgico : si tienes un tubo de drenado en el área del pecho o la axila, debe quitarse antes del alta. Sin embargo, algunas veces es necesario dejarlo hasta la primera consulta de seguimiento con el médico, que suele ser una o dos semanas después de la cirugía. Si te envían a tu casa sin quitarte el tubo de drenado, debes vaciar el líquido del recipiente de drenaje unas veces por día. Asegúrate de que el cirujano te indique, antes del alta, las instrucciones necesarias para cuidar el tubo de drenado.
  • Puntos de sutura y grapas : la mayoría de los cirujanos usan suturas (puntos) que se disuelven con el tiempo, de modo que ya no es necesario quitarlas. Pero de vez en cuando, verás el extremo de la sutura que asoma del corte, como un filamento. De ser así, el cirujano puede quitar el punto fácilmente. Las grapas quirúrgicas, otra forma de cerrar la herida, se quitan durante la primera consulta posterior a la cirugía.
  • Reconocimiento de indicios de infección: el cirujano debe explicarte cómo puedes saber si tienes una infección en la incisión y cuándo debes llamar al consultorio.
  • Ejercicios para el brazo: es posible que el cirujano o la enfermera te indiquen una rutina de ejercicios que puedes realizar para evitar la rigidez del brazo y el hombro del lado en que te realizaron la cirugía. Generalmente, comenzarás a practicar los ejercicios la mañana siguiente a la cirugía. Algunos se deben evitar hasta que se quite el tubo de drenado. Pregúntale al cirujano todo lo que necesites saber para asegurarte de que la rutina de ejercicios sea adecuada. El cirujano también debe proporcionarte instrucciones escritas y detalladas sobre cómo hacer los ejercicios.
  • Reconocimiento de indicios de linfedema: si te realizaron una disección axilar, te explicarán cómo debes cuidar el brazo y estar alerta para detectar indicios de linfedema.
  • Cuándo puedes comenzar a usar una prótesis o volver a usar un sostén : el lugar donde se realizó una mastectomía, y especialmente una mastectomía con reconstrucción, necesita tiempo para cicatrizar antes de que puedas usar una prótesis o un sostén. El médico te dirá cuánto debes esperar.

Recuperación en el hogar después de la mastectomía

La recuperación después de una mastectomía puede llevar unas semanas, y más tiempo si te realizaron una reconstrucción. Es importante que te tomes el tiempo necesario para recuperarte.

Además de las indicaciones del cirujano, estas son algunas recomendaciones generales que puedes seguir en tu hogar:

  • Descansa. Cuando llegues a tu casa desde el hospital, probablemente te sientas cansada. Descansa más de lo habitual durante las primeras semanas posteriores a la cirugía. Lee más sobre cómo superar la fatiga* .
  • Toma los medicamentos para el alivio del dolor según sea necesario. Probablemente sientas una mezcla de adormecimiento y dolor alrededor de la incisión en la mama y en la pared torácica (y en la incisión de la axila si te realizaron una disección axilar). Si sientes la necesidad de hacerlo, toma medicamentos para el alivio del dolor según las instrucciones del médico. Lee más sobre cómo tratar el dolor torácico, el malestar en la axila y el dolor en general.
  • Toma baños de esponja hasta que el médico haya retirado el tubo de drenado o las suturas. Puedes ducharte cuando te hayan retirado el tubo de drenado y todas las grapas o suturas. Puedes refrescarte con un baño de esponja hasta que el médico te permita ducharte.
  • Continúa haciendo los ejercicios para brazos cada día. Es importante que continúes haciendo los ejercicios para brazos regularmente, a fin de evitar la rigidez del brazo y mantenerlo flexible.
  • Pídeles a tus amigos y familiares que te ayuden. La recuperación tras una mastectomía puede llevar tiempo. Pídeles a tus amigos y familiares que te ayuden a hacer la comida, lavar la ropa, hacer las compras y cuidar a los niños. A medida que te recuperes, no te sientas obligada a realizar más actividades de las que puedas manejar.

En los meses posteriores a la mastectomía

Durante algunos meses, tu cuerpo continuará adaptándose a los efectos de la cirugía. Estos son algunos puntos que debes tener en cuenta:

  • En los meses posteriores a la mastectomía, puedes tener “sensaciones fantasmas” o “dolor fantasma”: a medida que los nervios se vuelven a formar, es posible que tengas una sensación rara de hormigueo, comezón o mucha sensibilidad al tacto, y puedes sentir presión. El malestar puede desaparecer por sí solo, o bien persistir y que tú te adaptes. Los analgésicos y los antinflamatorios no esteroides, como el acetaminofeno y el ibuprofeno, generalmente pueden aliviar el dolor relacionado con este tipo de lesión de los nervios. También se pueden utilizar opiáceos para tratar este tipo de dolor. Lee más sobre cómo tratar el dolor fantasma.
  • Continúa haciendo los ejercicios para brazos regularmente: sigue con la rutina de ejercicios para brazos a fin de mantenerlos flexibles.
  • Es posible que sientas fatiga de vez en cuando durante los primeros meses posteriores a la cirugía: si tienes dificultades debido a la fatiga, pregúntale al médico qué puedes hacer.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio