Cómo ayudar a una amiga después de una mastectomía

Read this page in English


PREGUNTA: El lunes 21 de mayo, le realizarán una mastectomía a una amiga muy querida. Será su tercer intento para detener el cáncer. Me quedaré con ella durante el fin de semana siguiente y me gustaría saber cómo puedo brindarle apoyo emocional, física y espiritualmente. Mi mamá murió de cáncer de mama hace 27 años, y no puedo olvidar los terribles dolores que sufrió.

RESPUESTA: Lamento que tu amiga deba luchar contra el cáncer de mama, como también lo hizo tu madre. La situación de tu amiga es un doloroso recordatorio de la pérdida de tu mamá a causa de esta terrible enfermedad. Espero que muy pronto, con mucho esfuerzo, podamos lograr que esta enfermedad forme parte del pasado.

Por ahora, has asumido el importantísimo rol de ayudar a tu amiga a hacer frente a la mastectomía. Parece que los médicos recomendaron esta cirugía para tratar las reiteradas recurrencias de la enfermedad en la mama de tu amiga. Tú ya sabes cómo el cáncer de mama puede continuar causando problemas en la mama. La enfermedad local en la mama puede ser una extensión del tumor original o una recurrencia después del tratamiento principal. Si el primer intento de lograr un margen libre alrededor de la lesión no tiene éxito, generalmente intentamos realizar una reescisión del área una o dos veces más a fin de preservar la mama. Si no podemos obtener márgenes libres, debemos realizar una mastectomía. Si pudimos salvar la mama, y la enfermedad recurre localmente, puede existir la opción de realizar una reescisión del cáncer e intentar con una terapia de radiación o con la observación. A veces puede resultar difícil controlar la diseminación local del cáncer de mama, y la mastectomía puede ser la única opción para tratar de extraer toda la enfermedad local. Si tu amiga tiene una recurrencia local después de la radiación, la mastectomía es el tratamiento recomendado para tratar de prevenir una futura recurrencia. Lee más acerca de la mastectomía.

Tú ya le brindas apoyo a tu amiga de una manera maravillosa. El mejor apoyo consiste simplemente en acompañarla, escucharla, ser incondicional, sostener su mano, frotarle la espalda o salir a caminar con ella cuando pueda hacerlo. Por tu bien y el de tu amiga, intenta no transferir la experiencia que tuviste con tu madre. Gracias a Dios, se han realizado muchos avances. Actualmente hay más posibilidades de sufrir menos y tener una sobrevida más larga. Tu amiga necesita una red de seguridad, simplemente acompáñala y dale tu afecto.

—Dra. Anne Rosenberg

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio