Dolor de hombros después de una cirugía

Read this page in English


PREGUNTA: ¿Es común experimentar debilidad en el hombro o brazo en el lado donde se realizó la mastectomía? Ya pasaron aproximadamente seis años de la cirugía. Recientemente, siento dolor en el hombro, especialmente durante la noche, cuando está más inmóvil. Me duele particularmente al moverlo y estirarlo. ¿Cree que hay alguna relación entre la cirugía y este malestar?

RESPUESTA: Lamento que aún experimentes cierta debilidad y dolor en el hombro en el lado donde se realizó la mastectomía hace 6 años. Es común que las mujeres manifiesten adormecimiento, dolor y debilidad en la mano, el brazo y el hombro afectados durante el período inmediatamente posterior a una mastectomía o disección axilar (extirpación de ganglios linfáticos axilares). La mayoría de estos síntomas están relacionados con la lesión (estiramiento o corte) de los nervios sensitivos (los nervios encargados de la sensibilidad). Es normal que los nervios motores (los nervios que le indican a los músculos que deben moverse) se vean afectados por la cirugía. Ello significa que los músculos generalmente están listos para volver a su estado funcional después de la intervención. Pero la capacidad de mover el brazo y el hombro puede verse limitada por distintos factores no relacionados con la fuerza, como el dolor, la inflamación, la rigidez y la alteración de la sensibilidad en las axilas, los hombros y la parte superior del brazo. Si experimentas estos síntomas, solicita al médico que te derive a un fisioterapeuta, quien puede ayudarte a aliviar el malestar y a recuperar la amplitud de los movimientos. De este modo, los músculos volverán a funcionar normalmente.

Debes realizar ejercicios con regularidad a partir de este momento para mantener la amplitud y la fuerza. Si manifiestas nuevos síntomas en el hombro (debilidad o dolor), se justifica una evaluación a cargo de un traumatólogo para asegurar que el manguito de los rotadores (el grupo de músculos del hombro) no esté dañado. Las lesiones en el manguito son muy comunes y se pueden tratar mediante fisioterapia y, en casos graves, mediante cirugía. Los nuevos síntomas deben analizarse y evaluarse individualmente puesto que pueden no estar relacionados con el procedimiento previo.

Cada vez que sientas malestar en un área, tiendes a no usarla porque causa dolor. Cuando no se la usa con frecuencia, se puede agravar el problema. Por lo tanto, antes de sufrir más de lo que ya sufres, cuídate y solicita ayuda para resolver este problema con la mayor brevedad posible.

—Dra. Anne Rosenberg

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio