Toma de decisiones de tratamiento

Read this page in English


PREGUNTA: Tengo cáncer de mama y debo decidirme por un tratamiento. Deseo que me realicen una lumpectomía pero no es lo que se recomienda. Considero que la apariencia de la mama es importante y ni siquiera deseo someterme a un procedimiento de este tipo. Los problemas de dinero y de la vida en general, y no tener pareja en este momento se suman al deseo de no querer vivir más, y ahora esto. Si tiene algún comentario que pudiera ayudarme, envíelo, y gracias por permitirme desahogarme. Necesito hablar y desearía que mi hijo encontrara una forma de lidiar con esta situación. Él me preocupa más que mí misma (aunque me ATERRA pensar en la cirugía y la anestesia, y cómo haré para pagar las cuentas, etc.). Creo que los que tienen dinero obtienen LA MEJOR ATENCIÓN porque tienen más elecciones y los atienden mejores médicos.

Necesito saber si hay formas más simples de extraer un bulto, que es un tumor, además de la hospitalización y la anestesia general. Preferiría recibir anestesia local y que me realizaran un procedimiento menos aterrador. ¿Podría enviarme los recursos disponibles para que pueda hacer una búsqueda de nuevas opciones de tratamiento contra el cáncer de mama? Necesito saber quién, cómo y dónde con la mayor brevedad posible. Hoy, el oncólogo me indicó que cuanto más rápido se actúe, mejor será.

RESPUESTA: Cuando te sientas abrumada por tantos problemas distintos, estés confundida, molesta (preocupada por tu vida), debes tomar distancia de lo que te agobia y decidir qué es lo más importante. Por lo que dices, me parece que la prioridad en tu caso es descartar toda posibilidad de cáncer residual de un modo que se respete todo tu ser. Cuando te encamines en busca de ese objetivo, todo será más claro y te sentirás más confiada. Tu hijo notará estas señales y se sentirá más tranquilo. Hay diversas opciones de tratamientos eficaces para mujeres, con muchas respuestas “correctas”. Puedes obtener más información sobre la cirugía de conservación de mama. Habla con los médicos sobre las opciones que tienes disponibles. En conjunto, pueden determinar qué se adecua a tu estilo y filosofía de vida. Finalmente, averigua el costo de los diversos tratamientos y comprueba qué puede estar incluido en el plan de tu seguro médico. Por lo general, los planes cubren los gastos asociados con el “tratamiento estándar”.

—Dra. Marisa Weiss

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio