¿La extirpación preventiva de ovarios es la opción correcta en tu caso?

Read this page in English


Muchas mujeres que están consideradas de alto riesgo de tener cáncer de mama también presentan un riesgo más alto que el promedio de tener cáncer de ovario. Para determinar si también presentas riesgo de tener cáncer de ovario, habla con tu médico sobre la posibilidad de consultar con un genetista (un profesional médico especialmente capacitado para brindar información y asesorar acerca de afecciones hereditarias). Si después de consultar con el genetista se concluye que tienes alto riesgo de padecer cáncer de mama y ovario, quizá quieras evaluar distintas estrategias para reducir el riesgo.

Si bien la extirpación preventiva de ovario (u ovariectomía preventiva) puede reducir considerablemente el riesgo de cáncer de ovario, además de reducir el riesgo de cáncer de mama cuando se la realiza antes de la menopausia, esta cirugía es una gran decisión que puede tener un impacto profundo en tu vida. La repentina pérdida de estrógeno puede causar una variedad de efectos secundarios, como bochornos, depresión, dificultad para dormir y disminución del deseo sexual. La pérdida de estrógeno puede afectar a la salud ósea y cardíaca. La extirpación de ovarios también te quita la capacidad de concebir.

Independientemente de que incluya extirpación preventiva de ovario, existen muchos factores que se deben tener en cuenta al decidir sobre una estrategia de reducción del riesgo. Tómate el tiempo que necesites para hablar con tu médico y tus familiares sobre las distintas alternativas para reducir el riesgo * .

Quizá debas considerar la posibilidad de someterte a la ovariectomía preventiva, si existen antecedentes de cáncer de mama y/o de ovario en tu familia. Tú y el médico quizá decidan que la extirpación preventiva de ovario es una buena opción, en los siguientes casos:

  • Si el análisis de mutaciones del gen BRCA1 o el gen BRCA2 dio positivo, lo que puede aumentar el riesgo de cáncer de mama y ovario. Aproximadamente la mitad de las mujeres que presentan estas mutaciones optan por alguna forma de cirugía, ya sea la ovariectomía o la mastectomía preventivas (extirpación quirúrgica de las mamas).

    Tu decisión puede depender en parte de que tengas o no mutación del gen BRCA1 o del gen BRCA2. Un estudio realizado en 2008 entre más de 1.000 mujeres de alto riesgo demostró que los beneficios de la extirpación de ovarios difieren según el tipo de mutación:
    • Portadoras de BRCA1: La extirpación de ovarios tuvo mayores beneficios en términos del riesgo de cáncer de ovario, pero no del riesgo de cáncer de mama . La extirpación de ovarios redujo en un 85 % el riesgo de cáncer de ovario en portadoras de BRCA1, pero no les redujo apreciablemente el riesgo de cáncer de mama. Las pacientes que presentan mutaciones de BRCA1 tienen más probabilidades de tener cáncer de mama no estimulado por el estrógeno (cáncer de mama de receptores de estrógeno negativos). Es decir que la extirpación de los ovarios, la fuente principal de estrógeno del organismo, no produjo beneficios considerables en cuanto al riesgo de cáncer de mama.
    • Portadoras de BRCA2: La ovariectomía tuvo mayores beneficios en términos del riesgo de cáncer de mama, pero no del riesgo de cáncer de ovario . Las mujeres que presentaban una mutación del BRCA2 tuvieron una reducción del 72 % en el riesgo de cáncer de mama después de la extirpación de los ovarios. Ello se debe a que, en las portadoras de mutaciones de BRCA2, es más probable que el cáncer de mama sea de receptores de estrógeno positivos. El estudio no reveló una disminución apreciable del riesgo de presentar cáncer de ovario en este grupo de mujeres. No se ha comprobado que las mutaciones de BRCA2 tengan un papel tan importante en el riesgo de tener cáncer de ovario como las mutaciones de BRCA1.

    Tu médico puede ayudarte a analizar esta información y a determinar de qué manera la ovariectomía preventiva sería más beneficiosa para ti.
  • Tienes algún pariente de primer grado que ha tenido cáncer de mama y/o de ovario: tu madre, una hermana y/o una hija han tenido cáncer de mama, cáncer de ovario o ambos, especialmente antes de los 50 años.
  • Tienes antecedentes familiares de cáncer de ovario en dos o más parientes o tienes un familiar diagnosticado antes de los 50 años. Cuanto más directo sea su parentesco contigo, tienes mayores probabilidades de presentar un riesgo mayor.
  • Si tienes antecedentes personales de cáncer de mama temprano, diagnosticado a los 20, 30 o 40 años, o bien antes de entrar en la menopausia. Algunas investigaciones sugieren que quizá también tengas mayor riesgo de padecer recurrencia de cáncer de ovario y/o de mama.
  • Tienes antecedentes personales o familiares de otras formas de cáncer, en especial cáncer colorrectal o uterino.
  • Tienes un pariente de sexo masculino diagnosticado con cáncer de mama .
  • Tienes ascendencia judía askenazi. Las mutaciones del BRCA son más comunes en mujeres cuyos ancestros tienen ascendencia judía europea oriental.

La extirpación preventiva de ovarios también puede ser una buena opción para ti, en los siguientes casos:

  • Quieres reducir el riesgo de tener cáncer de mama sin causar cambios visibles importantes en el cuerpo como los que puede causar la mastectomía preventiva. Si tienes mutación del BRCA2, existen investigaciones que revelan que la ovariectomía antes de la menopausia puede reducir en gran medida el riesgo de padecer cáncer de mama. Los ovarios a menudo pueden extirparse a través de pequeñas incisiones en el área pélvica. Este método reduce al mínimo las cicatrices y hace que la extirpación de ovarios sea una intervención menos invasiva y más breve que la mastectomía.

    Si a la mastectomía le sigue la reconstrucción mamaria, habrá una serie de cirugías complementarias hasta que concluya la reconstrucción. La extirpación de ovarios generalmente no requiere cirugías subsiguientes. Sin embargo, existen otras estrategias para reducir el riesgo de cáncer de mama que deberías evaluar con tu médico.
  • Estás más nerviosa por el cáncer de ovario que por el cáncer de mama. Aún no existen buenas herramientas de detección del cáncer de ovario, en comparación con el cáncer de mama. Es muy difícil detectar precozmente el cáncer de ovario, lo que disminuye las probabilidades de comenzar el tratamiento mientras el cáncer aún se encuentra en estadio temprano. El cáncer de ovario probablemente sea una preocupación mayor para ti, en los siguientes casos: (1) existen antecedentes en tu familia y/o (2) tienes mutación del BRCA1, que juega un papel más importante en el cáncer de ovario que el BRCA2.
  • No quieres tomar hormonoterapia para reducir el riesgo de tener cáncer de mama o de volver a tenerlo si ya te lo habían diagnosticado alguna vez. Para reducir el riesgo de cáncer de mama, algunas mujeres toman medicamentos que bloquean o disminuyen el estrógeno, como tamoxifeno o Arimidex (nombre genérico: anastrozol). Existen investigaciones que revelan que estos medicamentos benefician más a mujeres que presentan la mutación del BRCA2, más propensas a tener cáncer de mama de receptores de hormonas positivos. Habla con tu médico y un genetista sobre cuál mutación tienes. Si tienes alta probabilidad de padecer cáncer de mama de receptores de hormonas positivos, pero no quieres hacer el tratamiento de hormonoterapia, la extirpación preventiva de ovario podría ser una opción.
  • Ya has tenido cáncer de mama y no quieres tomar medicamentos que supriman temporalmente la producción de estrógeno de los ovarios. Medicamentos como Zoladex (nombre genérico: goserelina) y Lupron (nombre genérico: leuprolida), administrados mediante inyección, pueden suprimir temporalmente la producción de estrógeno de los ovarios. En realidad, esto "priva" a cualquier célula cancerosa sobreviviente del estrógeno que necesita para multiplicarse. Si eres premenopáusica y has tenido cáncer de mama de receptores de estrógeno positivos, tu médico quizá te recomiende estos medicamentos para reducir el riesgo de recurrencia. Estos medicamentos te dejan menopáusica mientras los estás tomando. Tú y el médico trabajarán juntos para determinar por cuánto tiempo deberás tomarlos.

    Si no quieres tomar medicamentos supresores de estrógeno, quizá por los inconvenientes o el costo, tal vez debas considerar la posibilidad de someterte a la ovariectomía. Dado que la cirugía extrae de forma definitiva la fuente de estrógeno del cuerpo, la reducción del riesgo de recurrencia del cáncer de mama es permanente. Sin embargo, recuerda también que entrarás definitivamente en la menopausia.

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio