Qué sucede después de la extirpación preventiva

Read this page in English


Si te han practicado una cirugía por laparoscopía, volverás a tu casa el mismo día o al día siguiente de la intervención. La cirugía abdominal requiere entre una y dos noches en el hospital.

Después de la cirugía, el médico te controlará por si presentas algún signo de infección, como fiebre, enrojecimiento anormal y supuración de las incisiones. Quizá te den analgésicos en una bomba de infusión endovenosa bajo tu control, de manera que tú misma administres las dosis, según lo necesites. A medida que te recuperes, también tomarás medicamentos para el dolor, inmediatamente y durante algunas semanas después de la cirugía.

El mismo día o el día inmediatamente posterior, tu médico o enfermero harán que te incorpores y camines. Aunque caminar pueda resultarte doloroso al principio, puede evitar que se te formen coágulos en las piernas, fortalecer los músculos abdominales y reanudar el funcionamiento del sistema digestivo.

Tanto la cirugía como los medicamentos para el dolor pueden reducir el funcionamiento de los intestinos, que desempeñan un papel fundamental en la digestión de alimentos y evacuación de desechos fuera del cuerpo. Al principio quizá no te permitan ingerir alimentos ni bebidas por boca; en lugar de esto incorporarás nutrientes por vía endovenosa. Después de esto, quizá te indiquen una dieta líquida o de comidas blandas hasta que el médico esté seguro de que los intestinos recuperaron su funcionamiento normal.

Recuperación en el hogar después de la extirpación preventiva de ovarios

Una vez que regreses del hospital a tu hogar, deberás limitar las actividades físicas como conducir, hacer ejercicio y levantar pesas, entre dos y seis semanas, según el tipo de cirugía. En el caso de la cirugía por laparoscopía quizá te lleve tres semanas o más recuperar toda tu energía y en el de la cirugía abdominal, alrededor de cuatro a seis semanas. Trata de delegar la mayor cantidad posible de responsabilidades en el trabajo y el hogar en tus compañeros, familiares y amigos. Esto es especialmente importante si tienes a cargo niños pequeños, algún familiar enfermo o tienes a tu cónyuge enfermo; también si tienes un trabajo que exige actividad física.

Además de sentirte cansada, quizá experimentes algunos efectos secundarios:

  • Dolor: Quizá sientas dolor en el lugar de la incisión después de la cirugía por laparoscopía o abdominal. El inflado de la pelvis y el abdomen para la cirugía por laparoscopía puede causar un dolor que se irradie hasta el hombro. Probablemente tu médico te prescriba algún medicamento para el dolor por una semana o dos después de la cirugía.
  • Cambios en el sistema digestivo: Quizá tengas menos apetito que lo normal los días posteriores a la cirugía. A algunas mujeres les resulta útil ingerir comidas ligeras con mayor frecuencia, en lugar de tres grandes comidas. Es posible que evacues el intestino con menos frecuencia hasta que el sistema gastrointestinal se normalice. El médico quizá te recomiende un ablandador de heces.
  • Menopausia quirúrgica: A días o incluso horas después de la cirugía, comenzarás a experimentar los efectos secundarios relacionados con la pérdida de estrógeno. A diferencia de la menopausia natural, que se da gradualmente, la menopausia quirúrgica ocasiona un descenso repentino de las concentraciones de estrógeno del organismo. Estos efectos suelen ser más intensos si todavía no habías comenzado el proceso de la menopausia natural. Los efectos secundarios incluyen bochornos, fatiga, cambios de estado de ánimo y sequedad e irritación vaginal. Puedes aprender más sobre cómo aliviar los efectos secundarios en la sección Menopausia.

Llama a tu médico si experimentas cualquiera de los siguientes síntomas, que pueden ser indicio de infección:

  • temperatura mayor que 100,4 ºF (38 ºC). Durante un par de semanas al menos, debes tomarte la temperatura por la mañana y por la noche.
  • aumento de inflamación o enrojecimiento en las incisiones
  • sangre o líquido que drenen de la incisión
  • dolor que no ceda con el medicamento para el dolor
  • flujo vaginal que cause picazón o tenga mal olor
  • náuseas o vómitos
  • cualquier dificultad al orinar, como dolor, ardor, orina frecuente o incapacidad para llegar a tiempo al baño

En los meses posteriores a la extirpación preventiva de ovarios

El cirujano te verá en el consultorio alrededor de las dos semanas y alrededor de las cuatro a seis semanas posteriores a la cirugía. El cirujano controlará que la incisión esté cicatrizando correctamente.

En algunas mujeres, los síntomas de la menopausia pueden continuar durante muchos meses. Quizá puedas planear visitas más frecuentes a tu médico o ginecólogo de cabecera durante el primer año después de la cirugía o por el tiempo que le lleve a tu cuerpo adaptarse.

Algunas mujeres optan por una terapia de reemplazo hormonal (TRH) de corto plazo para aliviar los bochornos, la sequedad vaginal y los efectos secundarios sexuales. Aunque se ha demostrado que la TRH aumenta el riesgo de cáncer de mama, existen investigaciones que revelan que la TRH de corto plazo es segura para mujeres de alto riesgo que se someten a la extirpación de ovarios. En otras palabras, si tomas una TRH para aliviar los síntomas de la menopausia quirúrgica, esto no "borra" la reducción del riesgo de cáncer de mama por la extirpación de los ovarios. La recomendación general es usar la dosis mínima necesaria durante el menor tiempo posible.

Aún así, las opiniones sobre si se debe tomar TRH después de la extirpación de ovarios difieren según el médico. Puedes evaluar con tu médico los riesgos y beneficios y determinar lo más conveniente para ti.

Después de la cirugía es buen momento para preguntarle al médico sobre algún plan para mantener tu salud a largo plazo. Si te han extirpado los ovarios antes de la menopausia natural, tienes mayor riesgo de osteoporosis (adelgazamiento de los huesos) y posiblemente, de enfermedad cardiovascular. Pregúntale a tu médico qué estudios debes realizarte para evaluar tu salud ósea y cardíaca. Quizá te recomiende algunos cambios en tu estilo de vida para disminuir el riesgo.

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b

Entérate de lo que nuestra comunidad está hablando sobre extirpación de ovarios:

Me habían comunicado que era portadora del gen bcr2 y que tenía grandes posibilidades. En Junio me realizaron la cirugía de mama y me extirparon los ovarios ya que con mi historial a pesar de no ser madre no se podían arriesgar a que tuviera un cáncer de ovario (ya tenía un teratoma).

Visita los foros de discusión para más información
Evergreen-donate
Volver al inicio