¿La reconstrucción mamaria es adecuada para ti?

Decidir si someterse a la reconstrucción de una mama es una elección muy personal. Tómate el tiempo necesario para obtener información sobre cómo podría afectarte la reconstrucción mamaria, tanto física como emocionalmente, antes de decidir someterte a la cirugía. Existen dos grandes categorías de cirugías de reconstrucción:

  • la reconstrucción con implante, en la que se usa una solución salina o un implante de silicona para recrear la mama
  • la reconstrucción autógena o con colgajo, en la que se extrae tejido de otra parte del cuerpo para recrear la mama

En algunos casos, es posible combinar un colgajo con un implante en una misma reconstrucción.

También debes considerar si estás dispuesta a no realizar una reconstrucción. Esta podría ser la opción más flexible: puedes no reemplazar las mamas, colocarte una prótesis mamaria externa o cambiar de opinión y realizar una reconstrucción mamaria más adelante. Si consideras esta idea, ten en cuenta que hacer la reconstrucción cuando se hace la mastectomía suele ofrecer mejores resultados cosméticos que hacer la reconstrucción mucho más adelante. De todas formas, hacer la reconstrucción mucho más adelante es una posibilidad si no estás preparada para tomar decisiones en este momento.

Habla con todos tus oncólogos y con tu cirujano plástico sobre las opciones más adecuadas para tu caso particular. Un cirujano plástico con experiencia en las opciones que tienes en mente puede ofrecerte la revisión más completa de todas las posibilidades. Dado que los cirujanos plásticos suelen especializarse en diferentes técnicas reconstructivas, tal vez sea una buena idea consultar a más de un cirujano para tener un panorama completo.

Hablar con otras mujeres que se realizaron la reconstrucción mamaria puede brindarte opiniones más personales sobre las opciones. No hay nada mejor que escuchar a otras mujeres que ya pasaron por esa experiencia, y que tal vez estén dispuestas a mostrarte fotografías. Algunos sitios útiles para visitar son los foros de discusión de Breastcancer.org llamados Reconstrucción mamaria y Living Without Reconstruction After a Mastectomy (La vida sin una reconstrucción después de la mastectomía) (en inglés), donde mujeres comparten experiencias y se brindan apoyo mutuo. El sitio web BreastFree (en inglés) tiene como objetivo compartir historias, fotografías e información útil sobre la decisión de no realizar una reconstrucción mamaria después de la mastectomía. Muchas mujeres se refieren a esa decisión como “quedarse plana”.

Factores determinantes

Los siguientes son temas que deberías considerar antes de tomar una decisión con respecto a la reconstrucción mamaria:

  • ¿Es importante para ti tener una forma de mama permanente? Algunas mujeres prefieren usar una prótesis (una pieza con forma de mama que se puede colocar y quitar) en vez de realizar una reconstrucción mamaria. Otras mujeres consideran que tener una mama reconstruida es más práctico que colocar, quitar y cuidar una prótesis mamaria.
  • Si te harás una mastectomía en una mama, ¿es importante para ti que tus mamas luzcan equilibradas al usar un sostén o un traje de baño? Después de una mastectomía, muchas mujeres quieren que las mamas tengan un aspecto natural y equilibrado cuando usan sostenes, trajes de baño y otras prendas con escotes pronunciados. Si bien tú notarás ciertas diferencias entre la mama reconstruida y la otra mama cuando estés desnuda, la reconstrucción suele verse muy natural al usar un sostén o un traje de baño.
  • En tu caso particular, ¿la reconstrucción mamaria incluirá varias cirugías durante un período prolongado? Para muchas mujeres, la respuesta es afirmativa. Habla con tu cirujano plástico sobre lo que debe hacerse, tanto de forma inmediata como posteriormente, cuando consideres las opciones. Por ejemplo, si tienes mamas muy grandes, el resultado de la reconstrucción podría ser una mama más pequeña. En ese caso, se te podría realizar la reconstrucción en la mama afectada, seguida de una cirugía de reducción de la otra mama. Un tiempo después, tendrías la posibilidad de realizar una reconstrucción del pezón en la mama reconstruida.
  • ¿Qué tan importante es para ti retomar las actividades cotidianas lo antes posible? En la mayoría de los casos, las mujeres que elijen no hacer una reconstrucción pueden retomar las actividades cotidianas antes que las mujeres que se realizan una reconstrucción.
  • ¿Eres una atleta o tienes un trabajo exigente físicamente? Si es así, tener un amplio rango de movimiento después de la reconstrucción será muy importante para ti. Para algunas mujeres, los implantes, que se colocan debajo o sobre el músculo del pecho, puede generar incomodidad y limitar el rango de movimiento, especialmente si el área se endurece con el tiempo (una complicación denominada “contractura capsular”). Por otro lado, algunos procedimientos con colgajo cortan músculo de la espalda o de la parte inferior del abdomen, y eso puede causar debilidad o pérdida de la función muscular. Las nuevas técnicas de “colgajo de perforante”, como los colgajos DIEP y SIEA, disminuyen el riesgo preservando la estructura muscular en la zona donante, ya que los cirujanos solo extraen el tejido necesario para reconstruir la mama. (Encontrarás información al respecto en Tipos de reconstrucción mamaria). Hay factores importantes que debes tener en cuenta al considerar las opciones.
  • ¿El costo de la cirugía de reconstrucción es una preocupación para ti? Generalmente, el costo solo será un inconveniente si no tienes seguro médico o si tu plan de seguro médico no cubre la mastectomía. Una ley federal de los Estados Unidos establece que los seguros médicos que cubren la mastectomía también deben cubrir la reconstrucción mamaria, y eso incluye todos los procedimientos necesarios para lograr una estética equilibrada entre ambas mamas. Es posible que debas demostrarle a la compañía de seguro médico que es necesario realizar la reconstrucción. Si es así, seguramente necesites el apoyo del médico (por ejemplo, mediante una carta y otros documentos). Si no tienes cobertura médica, una prótesis seguramente sea la opción más económica. Si decides pagar la cirugía por tu cuenta o si tienes un plan de seguro médico que establece que debes pagar parte del costo, habla con el cirujano plástico para encontrar la opción más económica.
  • ¿Te realizaste una lumpectomía que le dio a tu mama una forma muy distinta de la que tenía originalmente? La mayoría de las mujeres que se someten a lumpectomías están satisfechas con el aspecto de la mama y eligen no realizarse una reconstrucción. De todas formas, si se extrajo una porción significativa de tejido durante una lumpectomía, tal vez quieras realizarte una reconstrucción para lograr una estética mamaria más equilibrada. En un estudio se descubrió que alrededor del 10 % al 30 % de las mujeres que se someten a una lumpectomía no están satisfechas con el aspecto de la mama después del procedimiento. Además, algunos años después de la lumpectomía, muchas mujeres descubren que la mama pierde forma, especialmente si realizaron terapia de radiación. La nueva mama suele ser más pequeña que la mama no reconstruida o tener un aspecto claramente distorsionado en comparación con la otra mama. La reconstrucción puede ser la mejor opción y, a veces, incluye una cirugía en la otra mama (como una reducción o un levantamiento) para volver a lograr un equilibrio estético. (Esta situación puede generar problemas de cobertura con el seguro médico, ya que, técnicamente, no se realizó una mastectomía. Para obtener más información, visita la página Cómo pagar por las cirugías reconstructivas).
  • ¿Tienes alguna otra afección médica que pueda afectar tu capacidad de cicatrización después de la cirugía? Si padeces diabetes, problemas circulatorios o un trastorno hemorrágico, es posible que la cicatrización de tu cuerpo posterior a la cirugía de reconstrucción tome más tiempo en comparación con una persona que no padece estas afecciones. El tabaquismo o el consumo de alcohol excesivos también pueden afectar tu capacidad de cicatrización. Todas las cirugía dejan algunas cicatrices, pero si tienes una capacidad de cicatrización reducida, las células de la piel a lo largo de la incisión pueden morir (una afección denominada “necrosis”). Si fumas, es posible que te pidan que dejes de fumar un tiempo antes de la cirugía de reconstrucción para mejorar la capacidad de cicatrizar de tu cuerpo.

La doctora Marisa Weiss, directora médica de Breastcancer.org, advirtió que la mayoría de sus pacientes clasifican los objetivos de la reconstrucción según el siguiente orden de prioridad al tomar decisiones:

  1. recibir el tratamiento más eficaz contra el cáncer por encima de cualquier otra cosa, incluso de la reconstrucción
  2. tener la capacidad de desenvolverse cómoda y plenamente después de recuperarse del procedimiento de reconstrucción
  3. estética; el tacto de la mama reconstruida y su aspecto en relación con el tamaño, la forma y la simetría con la otra mama
  4. consideraciones prácticas: programación, costo, disponibilidad, duración de la recuperación

También es importante saber que, si bien mediante la reconstrucción mamaria se reconstruye la forma de la mama, no se restablece la sensibilidad de la mama o del pezón. Con el tiempo, la piel que se encuentra sobre la mama reconstruida puede volverse más sensible al tacto, pero no se sentirá exactamente igual que antes de la cirugía.

Centro de Cirugías Reconstructivas de Mama


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio