Colgajo IGAP

GAP son las siglas en inglés de “perforante de la arteria glútea”, un vaso sanguíneo que atraviesa las nalgas. En el colgajo IGAP, se utiliza el vaso sanguíneo del perforante de la arteria glútea inferior y una sección de piel y de grasa extraída de la parte inferior de las nalgas (cerca del pliegue de las nalgas) para reconstruir la mama. Dado que no se utiliza músculo, el colgajo IGAP se considera un tipo de colgajo sin afectación de músculo.

La reconstrucción con colgajo IGAP es menos frecuente que otro tipo de cirugía con colgajo GAP: la reconstrucción con colgajo SGAP (colgajo de perforante de la arteria glútea superior) o colgajo de cadera, que usa tejido de la parte superior de las nalgas, arriba de la cadera.

Los colgajos GAP suelen ser la mejor opción para las mujeres que se realizarán una cirugía reconstructiva en ambas mamas pero que no pueden usar tejido del abdomen, ya sea porque son muy delgadas o porque el abdomen sufrió daños en una cirugía anterior, como una cirugía plástica.

En la reconstrucción con colgajo IGAP, se corta una sección de grasa, piel y vasos sanguíneos de la parte inferior de las nalgas y luego se traslada esa sección al pecho para reconstruir las mamas. El cirujano une cuidadosamente los vasos sanguíneos del colgajo a los vasos sanguíneos en el pecho mediante microcirugía. Debido a que la piel y la grasa se trasladan de las nalgas al pecho, realizar el procedimiento con colgajo IGAP puede hacer que las nalgas queden más pequeñas y más firmes. Sin embargo, a veces se pierde la forma natural de las nalgas, algo que no les agrada a ciertas mujeres. El colgajo IGAP deja una cicatriz en el pliegue de las nalgas, así que no suele ser muy visible.

No hay muchos cirujanos que realicen reconstrucciones con colgajo GAP. Los que sí las hacen suelen preferir la cirugía con colgajo SGAP o de la cadera, en la que se extrae tejido de la parte superior de la cadera para no operar en un lugar que podría tener que soportar mucho peso, como sucede con las cirugías con colgajo IGAP. Además, es más efectivo estirar las nalgas hacia arriba, es un movimiento muy parecido al de subirse los pantalones. La reconstrucción con colgajo IGAP es un procedimiento menos favorable porque se extrae grasa de la zona del isquión, un gran hueso de la pelvis que soporta gran cantidad de peso (es el hueso que sostiene el peso cuando te sientas). También produce adormecimiento en la zona de la incisión, y eso puede ser preocupante por la posible formación de heridas por presión.

La cirugía con colgajo IGAP es más difícil en cuestiones técnicas que las reconstrucciones con colgajos TRAM, DIEP o SIEA y suele llevar más tiempo. No hay muchos cirujanos capacitados para realizar ese tipo de reconstrucción. El colgajo IGAP es una buena opción para mujeres delgadas que no tienen suficiente tejido de sobra en el abdomen para colgajos TRAM, DIEP o SIEA. Si te realizaste una liposucción en las nalgas, tal vez no seas una buena candidata para la reconstrucción con colgajo IGAP, ya que es probable que no tengas suficiente tejido de sobra. Habla con el cirujano de tu situación en particular para saber si tienes suficiente tejido para realizar este procedimiento.

Puedes obtener más información sobre la reconstrucción con colgajo IGAP en estas páginas:

Centro de Cirugías Reconstructivas de Mama


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio