Colgajo TRAM

TRAM son las siglas con que en inglés se conoce al músculo recto transverso del abdomen, un músculo ubicado en la parte inferior del abdomen, entre la cintura y el pubis. Para reconstruir la mama con un procedimiento de colgajo TRAM, se utiliza un colgajo de esta piel, grasa y parte del músculo recto del abdomen subyacente o el músculo entero.

En general, el colgajo TRAM es la reconstrucción con colgajo más realizada, en parte porque el tejido del colgajo TRAM es muy similar al tejido mamario, así que es un buen sustituto. Además, es un procedimiento que se practica desde hace bastante tiempo, así que hay muchos cirujanos capacitados. Sin embargo, la desventaja de una reconstrucción con colgajos TRAM es que implica cortar músculo, mientras que otros tipos de reconstrucción con colgajo mantienen el músculo intacto, así que son procedimientos menos agresivos.

Existen dos tipos principales de colgajos TRAM:

  • Colgajo TRAM libre: En el colgajo TRAM libre, se corta una sección de grasa, piel, vasos sanguíneos y músculo de la pared de la parte inferior del abdomen y se la traslada al pecho para reconstruir la mama. El cirujano une cuidadosamente los vasos sanguíneos del colgajo a los vasos sanguíneos en el pecho mediante microcirugía. También existe lo que se denomina un colgajo TRAM libre “sin afectación de músculo”. Esto significa que el cirujano intenta utilizar solamente una parte del músculo recto del abdomen para el colgajo, en lugar de una porción grande. Como se utiliza solo una parte del músculo, la mujer puede recuperarse más rápidamente y tiene menos riesgo de perder fuerza muscular abdominal que si se hubiera extraído todo el músculo.
  • Colgajo TRAM pediculado (o adjunto): En el colgajo TRAM pediculado, se traslada grasa, piel, vasos sanguíneos y músculo de la pared de la parte inferior del abdomen por debajo de la piel hasta al pecho para reconstruir la mama. Los vasos sanguíneos (arteria y vena) del colgajo se dejan unidos a la irrigación sanguínea original en el abdomen. (La arteria y la vena son el “pedículo”). En los colgajos TRAM pediculados, casi siempre se utiliza una porción grande del músculo recto del abdomen, y se conocen como colgajos de “traslado de músculo”. Recuperarse de un procedimiento de colgajo TRAM pediculado puede llevar más tiempo que recuperarse de un colgajo TRAM libre sin afectación de músculo, debido a que en el primero se utiliza una porción mayor del músculo.

  • Uno de los riesgos de la reconstrucción con colgajos pediculados es que el tejido trasladado puede no tener suficiente circulación sanguínea y es posible que muera parte del tejido. La irrigación sanguínea del colgajo TRAM pediculado suele ser menos potente que la de procedimientos con colgajo libre, como el colgajo DIEP, el colgajo SIEA y el colgajo TRAM libre. Si se usa un colgajo libre, también hay un pequeño riesgo de que el tejido trasladado no reciba suficiente irrigación sanguínea, pero la pérdida parcial de tejido es mucho menos común. Cuando eso sucede, los cirujanos consideran que ha fallado parcialmente la inserción del colgajo. En general, los cirujanos que realizan microcirugías consideran que los colgajos libres ofrecen mejores resultados porque esos colgajos se pueden moldear más fácilmente y permiten que el pliegue de la mama se conserve mejor. Además, el riesgo de que no haya suficiente irrigación sanguínea es menor. Es importante que averigües qué experiencia tiene el cirujano que realizará la microcirugía. Puedes obtener más información en la sección Búsqueda de un cirujano plástico calificado de Breastcancer.org.

Una vez que se toma tejido de una zona donante, como el abdomen, no se puede volver a usar esa zona para la reconstrucción mamaria. Por lo tanto, si estás considerando someterte a una extirpación preventiva y reconstrucción de la otra mama, es recomendable que tomes esa decisión antes de decidir sobre la primera reconstrucción. Si te sometes a una reconstrucción con colgajo TRAM en una mama y, posteriormente, necesitas realizarte una reconstrucción en la otra mama, el tejido para la segunda reconstrucción deberá extirparse de las nalgas, de la parte interna de los muslos o de la espalda, O bien puedes realizarte la reconstrucción con un implante.

Debido a que la piel, la grasa, el músculo y los vasos sanguíneos se trasladan del abdomen al pecho, la realización de un colgajo TRAM significa que el abdomen quedará más plano y más firme (como si te hubieses sometido a una cirugía estética abdominal). Por otra parte, el colgajo TRAM deja una larga cicatriz horizontal (de un hueso de la cadera al otro) que se encuentra aproximadamente a un tercio de distancia entre la parte superior del vello púbico y el ombligo. En la mayoría de los casos, la cicatriz se encuentra por debajo de la línea del bikini. Después de extraer piel y grasa del abdomen, el cirujano tal vez coloque una red artificial para cubrir el área de la que se extrajo el músculo y luego cerrará la incisión. Si se utiliza una red, quedará allí permanentemente. Luego se hace otra incisión para recuperar el ombligo y volver a darle forma.

Si bien es el procedimiento de reconstrucción con colgajo más popular, el colgajo TRAM no es apropiado para todas las pacientes. Este procedimiento no es una buena opción en los siguientes casos:

  • mujeres delgadas que no tienen suficiente tejido abdominal de sobra
  • mujeres que se realizaron varias cirugías abdominales
  • mujeres que planean quedar embarazadas
  • mujeres a las que les preocupa perder fuerza en el abdomen inferior

Puedes obtener más información sobre la reconstrucción con colgajo TRAM en estas páginas:

Centro de Cirugías Reconstructivas de Mama


Read this page in English

Springappeal17 miniad sp1
Volver al inicio