Cada tipo de cáncer es diferente

Read this page in English


Las células son las unidades estructurales de todos los seres vivos, desde los tomates y las mariquitas hasta los salmones y las personas. Las instrucciones que le indican a una célula lo que debe hacer se encuentran en los genes ubicados en el centro de la célula. Esos genes están hechos de ácido desoxirribonucleico (ADN), que puede modificarse o dañarse con el tiempo. Algunas modificaciones del ADN son inofensivas, pero otras pueden causar enfermedades. Las células cancerosas “nacen” cuando las modificaciones anómalas del ADN le dicen a las células que deben multiplicarse más rápido y comportarse de un modo diferente al habitual. A medida que estas células cancerosas se multiplican para formar un tumor, continúan modificándose y tornándose cada vez más distintas entre sí.

Mientras que el cáncer se forma, se generan nuevos y diferentes tipos de células de cáncer de mama dentro de ese mismo tumor. La combinación de células que se acumula con el tiempo se vuelve cada vez más compleja. Por ende, aunque cada célula de un cáncer esté relacionada con la misma célula "madre" original, todas las células que forman un tumor no son iguales. La idea de que un tumor está formado por diferentes clases de células se denomina "heterogeneidad tumoral".

Cuando un tumor de cáncer de mama mide 1 centímetro (menos de 1/2 pulgada), los millones de células que forman el bulto son muy diferentes entre sí. Además, cada cáncer tiene su propia identidad (o huella) genética, creada por el ADN de sus células. Por lo tanto, dos personas diagnosticadas con cáncer de mama que tienen la misma edad, altura, peso y origen étnico, y que tienen antecedentes médicos similares, casi con seguridad tienen dos tipos muy diferentes de cáncer. El único aspecto en común de ambos tipos de cáncer es que se iniciaron a partir de una célula del tejido mamario.

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio