Causas del dolor: el cáncer frente a los tratamientos para el cáncer

Si recién comienzas un tratamiento para el cáncer de mama, puede ser difícil distinguir entre el dolor causado por el cáncer y el dolor causado por los tratamientos. Es normal que te preocupe que cualquier dolor que sientas después del diagnóstico esté relacionado de alguna forma con la recurrencia o el empeoramiento del cáncer, o quizás, incluso, con su diseminación a otras partes del cuerpo. Quédate tranquila. Probablemente, los nuevos dolores y molestias que puedas sentir se deban a la cirugía o a otros tratamientos que recibas, o a algo que no guarda ninguna relación con el cáncer, como un desgarro muscular o un dolor de cabeza común. Si un dolor poco habitual persiste, asegúrate de consultar al médico.

En las siguientes páginas, puedes obtener más información sobre estos temas:


Read this page in English

Evergreendonate300x125.esp
Volver al inicio