Cirugía, terapia de radiación, quimioterapia u hormonoterapia para aliviar el dolor

Read this page in English


Si el cáncer de mama se propagó a otras partes del cuerpo, puede provocar dolor al presionar determinados nervios u órganos. Aunque es posible que tratamientos contra el cáncer como la cirugía, la terapia de radiación, la quimioterapia y la hormonoterapia no erradiquen totalmente el cáncer, se pueden utilizar para reducir o eliminar tumores que causan dolor. Por ejemplo:

  • Se puede realizar una cirugía para eliminar total o parcialmente un tumor que causa dolor.
  • Aplicar terapia de radiación localizada o en todo el cuerpo puede ayudar a reducir el tamaño de uno o varios tumores que estén causando dolor. El dolor derivado de la metástasis ósea puede tratarse con la inyección de un agente radioactivo que es absorbido por los huesos y reduce el tumor, lo que contribuye a aliviar el dolor. En algunos casos existe otra opción: la ablación por radiofrecuencia, un procedimiento mínimamente invasivo que coloca un electrodo en forma de aguja a través de la piel con el objetivo de destruir los tumores por acción del calor.
  • La quimioterapia y la hormonoterapia quizás no eliminen el cáncer de mama, pero pueden servir para aliviar el dolor.

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio