Fisioterapia para aliviar el dolor

Read this page in English


Conjuntamente con los analgésicos y otros tratamientos, la fisioterapia puede contribuir a aliviar el dolor en el área torácica y axilar producto de la cirugía o la terapia de radiación.

  • El dolor posquirúrgico puede afectar a algunas mujeres inmediatamente después de la cirugía y a otras recién unos meses más tarde. Puede aparecer tras cualquier tipo de cirugía (ya sea lumpectomía, mastectomía o reconstrucción) pero resulta más común en los casos en que se extirpan ganglios linfáticos. El dolor puede sentirse como una sensación de tirantez o de ardor en el pecho, la axila o la parte superior del brazo. Otros síntomas pueden ser rigidez, formación de tejido cicatricial, movilidad limitada y linfedema, que es la inflamación de los tejidos blandos causada por la acumulación de líquido linfático.
  • El dolor posterior a la terapia de radiación se debe habitualmente a la fibrosis por radiación, que es la cicatrización de tejido sano que se produce como consecuencia de la radiación. (Esto es diferente del enrojecimiento y la irritación de la superficie de la piel que puede ocurrir durante la terapia de radiación). Los síntomas pueden aparecer meses después e incluso años después de finalizar los tratamientos con radiación. Entre ellos se incluyen dolor, debilidad, rigidez, movilidad limitada y linfedema.

Si experimentas cualquier tipo de dolor, consulta al médico sobre la posibilidad de trabajar con un fisioterapeuta especializado en la recuperación posterior al tratamiento para el cáncer de mama. De hecho, debes consultar con un fisioterapeuta antes o inmediatamente después de la cirugía o la terapia de radiación. La ejercitación puede ser de gran utilidad para prevenir parte del dolor y la rigidez que pueden resultar de la cirugía y la terapia de radiación.

El fisioterapeuta puede ayudar con lo siguiente:

  • estrategias para prevenir y tratar el linfedema, como técnicas especializadas de masaje, vendajes de compresión y bombeo de compresión (técnicas que ayudan a evitar la acumulación de líquido en los tejidos)
  • masaje y estiramiento manual del tejido blando
  • instrucciones sobre ejercicios de estiramiento y fortalecimiento que puedes realizar por tu cuenta en tu hogar
  • información sobre programas de ejercicios diseñados para fortalecer y mejorar la movilidad
  • orientación sobre cómo aumentar progresivamente la actividad de forma segura

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio