Adormecimiento

Read this page in English


El adormecimiento es la pérdida de sensibilidad en una zona del cuerpo. No percibes el tacto, la temperatura ni el dolor. El adormecimiento puede ser consecuencia del daño de los nervios o neuropatía. El síndrome de pies y manos puede aumentar el riesgo de adormecimiento.

Algunos tratamientos del cáncer del mama pueden causar adormecimiento:

  • cirugía
  • quimioterapia
  • terapia de radiación
  • Faslodex (nombre genérico: fulvestrant), una hormonoterapia
  • Avastin (nombre genérico: bevacizumab), una terapia dirigida
  • Tykerb (nombre genérico: lapatinib), una terapia dirigida

Duragesic (nombre genérico: fentanilo), un medicamento para tratar el dolor, también puede causar adormecimiento u hormigueo en manos y pies.

Cómo tratar el adormecimiento

  • Protege las zonas adormecidas . Si tienes adormecidos los pies, usa medias gruesas y calzado para evitar lesiones que no puedas sentir.
  • Usa prendas muy abrigadas en climas fríos para proteger del congelamiento las zonas adormecidas.
  • Dúchate con cuidado e intenta no usar agua demasiado caliente. Puedes quemarte y no sentirlo.
  • Usa agarraderas al cocinar y así no te quemarás sin saberlo.
  • Usa guantes para hacer jardinería y lavar la vajilla que te protejan de cortes o quemaduras.
  • Trata de inmediato cualquier corte o rasguño . Revisa a diario tus dedos, pies y manos. Trata cualquier corte y rasguño de inmediato para evitar infecciones.
  • Considera la posibilidad de usar técnicas de medicina complementaria y psicosomática, como la acupuntura, los masajes y las imágenes dirigidas, que te ayuden a recuperar la sensibilidad en las zonas adormecidas.
  • Consulta con tu médico sobre qué fisioterapia o ejercicios pueden servir en tu caso.

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio