Coágulos sanguíneos y flebitis

Read this page in English


Los coágulos son los bultos que se forman cuando la sangre se endurece de líquida a sólida. Se denomina trombo al coágulo que se forma y permanece dentro de un vaso sanguíneo o en el corazón. Se llama émbolo al coágulo que se desplaza de una parte a otra del cuerpo y a esta situación, embolia. Los coágulos pueden acoplarse a los vasos sanguíneos y bloquear completa o parcialmente el flujo sanguíneo. Cuando la vena se inflama a causa de un coágulo sanguíneo, se denomina flebitis. Este bloqueo detiene la cantidad normal de sangre y oxígeno que llega a los tejidos de la zona, lo que puede dañarlos. Los coágulos también pueden aumentar tu riesgo de sufrir un ACV. El ACV ocurre cuando un coágulo bloquea una arteria o se rompe un vaso sanguíneo, lo que interrumpe la irrigación al cerebro.

Los síntomas de coágulos sanguíneos incluyen:

  • calor y sensibilidad alrededor de la vena
  • dolor o inflamación
  • enrojecimiento de la piel

Algunos tratamientos de cáncer de mama pueden aumentar el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos. Se trata de los siguientes:

  • Avastin (nombre genérico: bevacizumab), una terapia dirigida
  • quimioterapia
  • tamoxifeno, Evista (nombre genérico: raloxifeno) y Fareston (nombre genérico: toremifeno), hormonoterapias
  • cirugía para extirpar ganglios linfáticos

Cómo tratar los coágulos sanguíneos

Si crees tener un coágulo sanguíneo, habla con tu médico de inmediato, en especial si estás tomando medicamentos que incrementen el riesgo de que se formen coágulos. Existen medicamentos que puedes tomar para romper los coágulos y aliviar el dolor y la inflamación que puedas tener.

Para aliviar el dolor y reducir el riesgo de que se formen coágulos, también puedes:

  • Usar medias de compresión o antiembólicas. Ayudan a reducir la inflamación y pueden contribuir a reducir al mínimo cualquier complicación en el caso de que se te forme un coágulo sanguíneo.
  • Aplicar calor húmedo (una toalla o un paño caliente) sobre la zona dolorida varias veces al día.
  • Elevar la pierna (si el coágulo está en la pierna).
  • Dejar de fumar. Fumar aumenta el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos.
  • Mantenerte en movimiento mientras viajas. Permanecer sentado durante un viaje largo en avión o automóvil puede aumentar el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos. Anda por la cabina del avión una vez por hora aproximadamente. Si vas conduciendo, detente cada hora y anda alrededor del automóvil un par de veces. Usa prendas holgadas y bebe abundante agua para permanecer hidratada.
  • Mover las piernas regularmente si debes permanecer sentada durante un tiempo prolongado. Flexiona y rota tus tobillos, y lleva tus rodillas de arriba a abajo al menos diez veces por hora.

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio