Constipación

Read this page in English


La constipación implica que estás evacuando el intestino con menor frecuencia que la normal. Las heces pueden ser duras y secas, y posiblemente sea difícil o doloroso cuando pasan. En algún momento u otro, casi todos sufren constipación. En la mayoría de los casos, esto dura un tiempo corto y no es grave.

Durante el tratamiento de cáncer de mama, tus hábitos alimenticios pueden cambiar y quizá tengas menor actividad física. Tal vez también te sientas débil, dolorida e incómoda. Todos estos factores pueden causar constipación. No ingerir suficientes líquidos también puede causar constipación.

Los tratamientos específicos que se sabe que pueden causar constipación son:

  • quimioterapia
  • Faslodex (nombre genérico: fulvestrant), una hormonoterapia
  • Fareston (nombre genérico: toremifeno), una hormonoterapia

La constipación es un efecto secundario reconocido en muchos medicamentos para el dolor, entre ellos ibuprofeno, morfina, codeína y otros opiáceos.

Cómo tratar la constipación

Habla con tu médico acerca de cualquier evacuación intestinal dura o muy blanda, si tienes retortijones, dolor estomacal, gases o si no has evacuado en tres días. Existen medicamentos disponibles que pueden ayudarte.

Otras recomendaciones para aliviar la constipación:

  • Evita los alimentos que pueden causar constipación. Algunos de los más comunes son las bananas, los quesos, la carne y los huevos. Distintos alimentos afectan a las personas de diversas formas.
  • Bebe más líquidos para prevenir la deshidratación, aproximadamente de 8 a 12 vasos por día (a menos que el médico te haya recomendado otra cantidad). Considera la posibilidad de beber agua, jugo de ciruela y líquidos calientes durante la mañana, como té de hierbas o limonada caliente.
  • Ingiere más alimentos de alto contenido de fibra, como cereales o panes integrales, frijoles, vegetales frescos crudos, frutas frescas crudas o cocidas con la cáscara, frutos secos, dátiles, damascos, ciruelas pasas, maíz, semillas y nueces. El cuerpo no digiere las fibras, de modo que se mueven y se excretan. Además, las fibras absorben una gran cantidad de agua en el intestino, por lo que las heces son más blandas y se excretan más fácilmente. Asegúrate de ingerir mayor cantidad de líquidos si comes alimentos de alto contenido de fibra; de lo contrario, la constipación se agravará.
  • No olvides incluir en el desayuno alimentos de alto contenido de fibra y una bebida caliente. Las bebidas calientes tienen un efecto calmante y ayudan a estimular la deposición de las heces.
  • Ingiere cafeína con moderación. Se ha comprobado que contribuye a la constipación. No dejes de ingerir una gran cantidad de bebidas descafeinadas para no deshidratarte.
  • Intenta hacer ejercicio. El ejercicio puede ayudarte a estimular la digestión y los sistemas de deposición.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio