Debilidad

Read this page in English


La debilidad es la falta de fortaleza física. Puede afectar al equilibrio y la capacidad para desplazarte. Quizá sientas que debes hacer más esfuerzo que lo normal para mover los brazos o las piernas. Si te sientes débil, es posible que las actividades diarias te resulten más arduas.

Si estás débil, quizá también te sientas cansada y tengas:

Los siguientes tratamientos del cáncer de mama pueden causar debilidad:

  • quimioterapia
  • hormonoterapia:
    • Arimidex (nombre genérico: anastrozol) 
    • Aromasin (nombre genérico: exemestano)
    • Femara (nombre genérico: letrozol)
    • tamoxifeno
    • Evista (nombre genérico: raloxifeno)
    • Fareston (nombre genérico: toremifeno)
    • Faslodex (nombre genérico: fulvestrant)
  • terapias dirigidas:
    • Avastin (nombre genérico: bevacizumab) 
    • Herceptin (nombre genérico: trastuzumab)
    • Tykerb (nombre genérico: lapatinib) 
  • supresión de la función ovárica con Lupron (nombre genérico: leuprolida)

Algunos medicamentos analgésicos, anticonvulsivos y antidepresivos también pueden causar debilidad.

Cómo tratar la debilidad

La anemia, otro posible efecto secundario de algunos tratamientos del cáncer de mama, es una causa muy común de debilidad. Anemia significa que tienes baja cifra de glóbulos rojos o que tus glóbulos rojos no tienen suficiente hemoglobina.

Si te sientes débil, habla con tu médico. Juntos pueden encontrar la causa de la debilidad. Si tienes anemia, quizá puedas tomar un medicamento o un suplemento de hierro. Si la debilidad se debe a algún medicamento que estás tomando, quizá puedas tomar otro.

También puedes tener en cuenta estas recomendaciones para aumentar tu fortaleza y tu energía:

  • Duerme lo suficiente. Intenta dormir al menos ocho horas por noche.
  • Haz pequeñas caminatas para ejercitar. El ejercicio puede mejorar la calidad del sueño y elevar la energía. Tu médico quizá también te sugiera alguna terapia ocupacional o fisioterapia.
  • No te exijas en exceso . Pídeles ayuda a tus seres queridos si no puedes hacer diligencias o tareas del hogar.
  • Consume alimentos ricos en hierro como carne magra, huevos, frijoles, nueces y vegetales de vegetales de hoja verde oscuro, si tienes anemia.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio