Desmayos

Read this page in English


El desmayo es una pérdida de conocimiento temporal (solo unos pocos segundos o minutos). Alrededor del 33% de las personas se desmayan en algún momento de su vida. Al desmayarte, pierdes control muscular y puedes caer. La mayoría de las personas se recuperan rápida y completamente de un desmayo.

El desmayo por lo general ocurre cuando tu presión arterial cae repentinamente, lo que ocasiona una disminución de irrigación sanguínea al cerebro. El desmayo también puede ocurrir cuando la sangre no transporta suficiente oxígeno al cerebro.

Varios medicamentos para el dolor que tomes durante el tratamiento del cáncer de mama, entre ellos morfina y codeína, pueden causar desmayos.

También pueden causarlos los efectos secundarios de otros tratamientos, entre ellos la deshidratación y las afecciones cardíacas.

Cómo actuar en caso de desmayo

El desmayo por lo general no es grave. De todos modos, es importante que se lo informes a tu médico para poder averiguar por qué sucedió. Si es por causa de la medicación, quizá puedas cambiar a otro medicamento para el dolor.

Recomendaciones en caso de que sientas que podrías desmayarte:

  • Recuéstate y ubica tus piernas y pies por encima de tu corazón.
  • Si no puedes recostarte, siéntate e inclínate hacia adelante sobre tus caderas y pon tu cabeza entre las rodillas.
  • Aflójate el cuello, el cinturón u otra prenda ajustada.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio