Dolor muscular (mialgia)

Read this page in English


El dolor muscular, también conocido como mialgia, puede describirse de dos formas:

  • dolor profundo, sordo y constante
  • dolor rápido, ocasional y agudo

El dolor puede estar focalizado en una zona específica o quizá en todo el cuerpo. El dolor puede variar de leve y tolerable a intenso y extenuante. El dolor muscular suele estar acompañado de dolor articular. El dolor muscular puede causar fatiga y a veces puede provocar depresión, si es constante.

Los siguientes tratamientos del cáncer de mama pueden ocasionar dolor muscular:

  • quimioterapia
  • terapia de radiación
  • hormonoterapia:
    • Arimidex (nombre genérico: anastrozol) 
    • Aromasin (nombre genérico: exemestano)
    • Femara (nombre genérico: letrozol)
    • tamoxifeno
    • Evista (nombre genérico: raloxifeno)
    • Fareston (nombre genérico: toremifeno)
    • Faslodex (nombre genérico: fulvestrant)
  • Herceptin (nombre genérico: trastuzumab), una terapia dirigida

Los bifosfonatos, medicamentos que se usan para proteger los huesos durante el tratamiento de cáncer, también pueden causar dolor muscular y rigidez.

Cómo sobrellevar el dolor muscular

  • Usa compresas calientes para que te ayuden a aliviar molestias en una zona específica.
  • Toma baños calientes para aliviar el dolor muscular generalizado.
  • Considera la posibilidad de que te traten con masajes o acupuntura para aliviar los dolores musculares.
  • Consulta con tu médico sobre miorrelajantes que puedan ayudarte a aliviar el dolor muscular.
  • Intenta hacer ejercicios de fortalecimiento y flexibilidad. El yoga puede ayudarte a elongar y fortalecer tus músculos. Asegúrate de que sea un ejercicio leve o moderado para no empeorar el dolor muscular.
  • Intenta guardar cama por unos días para permitir que tus músculos se relajen y recuperen.
  • Mantén un diario del dolor para registrar la intensidad del dolor, cuándo y dónde se desencadena y cualquier medicamento para el dolor que tomes. Anota cuantos detalles puedas. Esto ayudará a tu médico a encontrar el mejor tratamiento para ti.
  • Intenta evitar la constipación. Si tus músculos están doloridos, quizá estés menos activa, lo que puede producir constipación. Bebe abundante líquido y no dejes de consumir suficiente fibra.
  • Ten paciencia. La mayoría de los dolores que causa el tratamiento del cáncer de mama desaparece una vez que se deja de recibir el medicamento.

Llama de inmediato a tu médico si tienes:

  • adormecimiento y hormigueo en las piernas
  • nuevo o mayor dolor de espalda
  • incontinencia intestinal o urinaria
  • dolor poco común que envuelve la zona de la cintura o el pecho

Estos pueden ser indicios de una afección médica grave.

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio