Dolores de cabeza

Read this page in English


El dolor de cabeza por lo general se describe como un dolor palpitante, agudo, constante o sordo en la cabeza. Existen diferentes tipos de dolor de cabeza:

  • La cefalea tensional por lo general ocasiona un dolor que envuelve tu cabeza como una faja. El dolor puede ser más intenso en la parte frontal o cerca de parte posterior de tu cabeza.
  • El dolor de cabeza sinusal causa dolor en las zonas de la frente, de las mejillas y nasal. El dolor de cabeza sinusal generalmente tiene otros síntomas, como nariz congestionada o goteo nasal, y también puede afectar a tus sentidos del olfato y del gusto.
  • Las migrañas pueden causar una puntada o palpitación dolorosa en la cabeza y suelen producir náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz intensa o los sonidos.

Quizá tengas alguno o todos estos tipos de dolor de cabeza durante el tratamiento de cáncer de mama.

Los siguientes tratamientos de cáncer de mama pueden causar dolor de cabeza:

  • quimioterapia
  • hormonoterapia:
    • Arimidex (nombre genérico: anastrozol) 
    • Aromasin (nombre genérico: exemestano)
    • Femara (nombre genérico: letrozol)
    • tamoxifeno
    • Evista (nombre genérico: raloxifeno)
    • Fareston (nombre genérico: toremifeno)
    • Faslodex (nombre genérico: fulvestrant)
  • Herceptin (nombre genérico trastuzumab), una terapia dirigida

Los medicamentos para el dolor que posiblemente tomes junto con los tratamientos de cáncer de mama también pueden causar dolores de cabeza. Cuando se toman en grandes cantidades, los medicamentos para el dolor pueden producir lo que se denomina dolor de cabeza por efecto de "rebote". Cuando desaparece el efecto del medicamento, el cuerpo tiene una reacción de abstinencia, lo que provoca otro dolor de cabeza. El uso de medicamentos para el dolor, a largo plazo, puede causar dolores de cabeza moderados que no desaparecen. Consulta con tu médico sobre la correcta dosificación de los medicamentos para el dolor.

Los bifosfonatos, medicamentos que se usan para proteger los huesos durante el tratamiento de cáncer, también pueden causar dolores de cabeza.

Cómo prevenir los dolores de cabeza

  • Considera la posibilidad de usar técnicas complementarias y psicosomáticas que te ayuden a disminuir el estrés emocional y físico que puede generar dolores de cabeza. Las técnicas de relajación como la respiración profunda, la meditación y la relajación muscular progresiva pueden ser de ayuda.
  • Relaja todo tu cuerpo en intervalos a lo largo del día concentrándote en la cabeza, el cuello y los hombros. Elonga los brazos, las piernas y la espalda.
  • Haz ejercicio algunas veces por semana para mantener tus músculos flexibles. No te extralimites: demasiado ejercicio a menudo puede desencadenar los dolores de cabeza.
  • Descansa el tiempo necesario. La falta de descanso puede contribuir a los dolores de cabeza.
  • No fumes: fumar puede desencadenar dolores de cabeza.
  • Aliméntate sana y regularmente. Saltarte una comida puede provocar dolor de cabeza.
  • Elabora un cronograma de comidas y descanso y respétalo. Una rutina regular puede ayudar a reducir los niveles de estrés.
  • Evita la cafeína. Aunque algunos medicamentos que contienen cafeína pueden ayudar a aliviar los dolores de cabeza, añadir más cafeína a tu dieta mediante gaseosas, café o chocolate puede provocar dolores de cabeza.
  • Mantente atenta a qué desencadena tus dolores de cabeza. ¿Es el hambre? ¿El estrés? ¿Cierto medicamento? Lleva un diario para registrar el momento del día en que tienes dolor de cabeza, la intensidad del dolor y lo que te ayuda a aliviarlo. Saber qué desencadena tus dolores de cabeza puede ayudarte a evitarlos.
  • Toma los medicamentos como lo indique tu médico.

Cómo tratar los dolores de cabeza

  • Aplica bolsas de hielo sobre la zona afectada. Aplicar una compresa o un paño frío sobre la frente, la nuca o las sienes puede ayudarte a aliviar el dolor.
  • Cálmate y relájate con una ducha o un baño templados, una siesta o una caminata por tu barrio.
  • Relájate en una habitación tranquila y con luz tenue. Siéntate o recuéstate con los ojos cerrados para ayudar a liberar la tensión. A veces una música suave y relajante puede ayudar.

El dolor de cabeza puede ser síntoma de otra afección grave. Si tienes dolores de cabeza frecuentes, consulta con tu médico para determinar la causa y cómo tratarlos.

¿Te ayudó este artículo?

No
Evergreen-donate
Volver al inicio