Hematoma (acumulación de sangre)

Read this page in English


Al igual que una magulladura, un hematoma es una marca en la piel causada por sangre atrapada bajo la superficie. Se llama hematoma generalmente a la marca que queda cuando se acumula la sangre en una herida quirúrgica donde se ha extirpado tejido.

Los hematomas pueden producirse por cirugía de cáncer de mama:

  • extirpación de ganglios linfáticos
  • lumpectomía
  • mastectomía

Los hematomas pueden aparecer entre siete y diez días después de la cirugía, una vez de retirados los tubos de drenaje. El área de la mama afectada por la cirugía puede presentar un punto inflamado que se siente como si hubiera líquido bajo la piel.

Cómo tratar un hematoma

Si notas la formación de un hematoma, dile a tu médico. La sangre que forma el hematoma por lo general se reabsorbe en el cuerpo. En algunos casos, puede haber necesidad de drenaje quirúrgico, para lo que generalmente se vuelve a abrir la incisión que se hizo en la cirugía de cáncer de mama.

Para reducir el riesgo de que se formen hematomas después de una cirugía de cáncer de mama, puedes hacer lo siguiente:

  • Evitar masajear, golpear o comprimir la zona del pecho donde se realizó la cirugía.
  • Evitar los medicamentos antiinflamatorios (AINE) como aspirina e ibuprofeno (una marca comercial: Advil). Los AINE pueden hacer menos espesa la sangre y prolongar la hemorragia.
  • Aplicar una compresa caliente sobre la zona afectada entre dos y tres veces por día para favorecer la reabsorción la sangre.

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio