Síndrome de pies y manos (HFS) o eritrodisestesia palmoplantar (EPP)

Read this page in English


El síndrome de pies y manos (HFS) o eritrodisestesia palmoplantar (EPP) es un efecto secundario de algunos tipos de quimioterapia y otros medicamentos para tratar el cáncer de mama. El síndrome de pies y manos es una reacción cutánea que ocurre cuando una pequeña cantidad de medicamento se filtra desde los capilares (pequeños vasos sanguíneos), en especial en las palmas de las manos y las plantas de los pies. Cuando el medicamento se filtra desde los capilares, puede dañar los tejidos circundantes. El síndrome de pies y manos puede ser doloroso y puede afectar a tu vida cotidiana.

Los siguientes son síntomas del síndrome de pies y manos:

  • adormecimiento
  • sensación de hormigueo, ardor o comezón
  • enrojecimiento (similar a las quemaduras de sol)
  • inflamación
  • molestia
  • sensibilidad
  • sarpullido

En casos graves, puede producir los siguientes efectos:

  • piel agrietada, descamada o exfoliada
  • ampollas, úlceras o llagas que aparecen en la piel
  • dolor intenso
  • dificultad para caminar o usar las manos

Los siguientes medicamentos para el cáncer de mama pueden causar síndrome de pies y manos:

  • Xeloda (nombre genérico: capecitabina)
  • Adrucil (nombre genérico: 5-fluorouracilo)
  • Adriamycin (nombre genérico: doxorrubicina)
  • Tykerb (nombre genérico: lapatinib), una terapia dirigida que se usa con Xeloda

Cómo prevenir el síndrome de pies y manos

Sigue estas recomendaciones hasta una semana después de recibir tratamiento de quimioterapia para prevenir la filtración:

  • Evita una exposición prolongada al calor de los pies y manos. El calor aumenta la cantidad de medicamento en los vasos sanguíneos y pude incrementar la filtración. Evita el agua caliente al lavar la vajilla y al tomar baños o duchas prolongadas.
  • Evita la presión en manos y pies. El aumento de presión puede irritar los capilares y activar la filtración. Evita masajearte o frotarte los pies y las manos.
  • Toma un descanso de los ejercicios y evita estar de pie (no corras, no hagas ejercicios aeróbicos ni saltes mientras tomas medicamentos que causan síndrome de pies y manos).
  • No emplees herramientas de mano como destornilladores, martillos o herramientas de jardín. Presionar tu mano sobre una superficie dura puede desencadenar la filtración.
  • Evita usar cuchillos: el movimiento de corte puede ocasionar presión y fricción excesivas sobre tus manos y causar filtración.

Cómo tratar el síndrome de pies y manos

Si tienes síndrome de pies y manos, intenta con las siguientes recomendaciones para aliviar el dolor y otros síntomas.

  • Aplica bolsas de hielo envueltas en una toalla o bolsas de vegetales congelados sobre la zona afectada para aliviar la sensación de ardor.
  • Eleva tus manos y pies al estar sentada o recostada.
  • Seca tu piel presionando con suavidad. Frotarte con una toalla puede causar irritación.
  • Mantén humectados tus pies y manos con cremas suaves para la piel. Trata de aplicarte la loción presionando suavemente en la piel (si te frotas demasiado enérgicamente puedes ocasionar fricción).
  • Usa pantuflas u otro calzado holgado y bien ventilado. No uses calzado demasiado ajustado o que roce tus pies.
  • Mantente alejada de productos químicos irritantes, como detergentes para ropa o productos de limpieza, que puedan empeorar la afección.
  • Habla con tu médico sobre la posibilidad de reducir la dosis de quimioterapia o de cambiar tu cronograma de tratamiento. Tu médico quizá pueda suspender el tratamiento temporalmente hasta que tus síntomas mejoren. Es posible que también te prescriba corticoesteroides que podrás tomar vía oral o aplicarte sobre la piel para reducir la inflamación. También puedes consultar con tu médico si algún medicamento para el dolor como el acetaminofeno (una marca comercial: Tylenol) puede aliviar las molestias.

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio