Sudor

Read this page in English


El sudor se produce naturalmente cuando el cuerpo necesita enfriarse. Si estás acalorada, las glándulas sudoríparas liberan un líquido salado. A medida que el líquido se evapora, el cuerpo se enfría.

Durante el tratamiento del cáncer de mama, quizá notes que sudas más durante la noche, aunque la temperatura sea baja.

El sudor puede ser un efecto secundario de los siguientes tratamientos del cáncer de mama:

  • quimioterapia
  • extirpación de ovario o supresión de la función ovárica
  • hormonoterapia:
    • Arimidex (nombre genérico: anastrozol) 
    • Aromasin (nombre genérico: exemestano)
    • Femara (nombre genérico: letrozol)
    • tamoxifeno
    • Evista (nombre genérico: raloxifeno)
    • Fareston (nombre genérico: toremifeno)
    • Faslodex (nombre genérico: fulvestrant)

Algunos medicamentos para el dolor también pueden causar sudor.

Cómo controlar el sudor

Si en tu caso el sudor se debe a bochornos, habla con tu médico acerca de las técnicas para aliviarlos. También puedes tener en cuenta estas recomendaciones:

  • Báñate una vez al día para refrescar la piel.
  • Cambia las sábanas a menudo para que estén frescas y secas.
  • Cámbiate la ropa húmeda de inmediato para evitar resfriarte.
  • Disminuye la temperatura de la habitación para enfriar el cuerpo.
  • Mantente hidratada . Bebe suficiente agua para reponer el líquido que pierdes al sudar.
  • Comunícate con tu médico si crees estar deshidratada, si tienes fiebre de 100,5 ºF (38 ºC) o mayor durante más de 24 horas, temblores o escalofríos.

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio