Extirpación de ovario o supresión de la función ovárica

Read this page in English


En las mujeres premenopáusicas, la mayoría del estrógeno del cuerpo se produce en los ovarios. Como el estrógeno facilita la generación del cáncer de mama con receptores de hormonas positivos, la reducción de la cantidad de estrógeno en el cuerpo o el bloqueo de su acción pueden ayudar a reducir el cáncer de mama con receptores de hormonas positivos y a disminuir el riesgo de que este tipo de cáncer se vuelva a producir (recurrencia).

En algunos casos, los ovarios (y, por lo general, las trompas de Falopio) se pueden extirpar quirúrgicamente para tratar el cáncer de mama con receptores de hormonas positivos, o bien, como medida de reducción del riesgo en el caso de mujeres que presentan riesgo muy alto de tener cáncer de mama. Esto se denomina extirpación preventiva o protectora de los ovarios, u ovariectomía preventiva. La extirpación de los ovarios es una forma de impedir permanentemente que los ovarios produzcan estrógeno. También se pueden utilizar medicamentos para impedir temporalmente que los ovarios produzcan estrógeno (esto se denomina supresión médica). La supresión de la función ovárica con medicamentos o la extirpación quirúrgica de los ovarios solo se pueden realizar en mujeres premenopáusicas.

Extirpación preventiva de ovarios

Un estudio de 2008 demuestra que las mujeres premenopáusicas que se sometieron a la extirpación de ovarios y tomaron tamoxifeno durante 5 años después de la cirugía de cáncer de mama tuvieron un riesgo menor de recurrencia del cáncer de mama y mejores tasas de sobrevida que las mujeres premenopáusicas que no se sometieron a la extirpación de ovarios y tomaron tamoxifeno después de la cirugía. Si bien se lo considera un tratamiento agresivo porque te obliga a entrar en la menopausia de forma prematura y permanente, puede ser una buena opción de tratamiento para las mujeres que no desean tener más hijos biológicos o que presentan riesgo elevado de recurrencia del cáncer.

Aunque la mayor parte del estrógeno del cuerpo de una mujer se produce en los ovarios, una cantidad menor de estrógeno se fabrica en otras partes del cuerpo; un esteroide producido por las glándulas suprarrenales se convierte en estrógeno en el tejido graso. Es por ello que quizás te administren tamoxifeno después de una extirpación preventiva de ovarios (para bloquear la acción del estrógeno que puede quedar en el cuerpo).

Numerosos estudios demuestran que la extirpación preventiva de ovarios reduce el riesgo de cáncer de mama en mujeres que presentan un riesgo elevado pero que tienen un diagnóstico negativo de dicha enfermedad. Presentar un riesgo elevado generalmente significa que recibiste un resultado positivo en el examen de detección de genes BRCA1 o BRCA2 anómalos, los genes vinculados con el cáncer de mama. Además, presentar un riesgo elevado puede significar que tienes antecedentes familiares de cáncer de mama, cáncer de ovario, o ambos.

Según el Instituto Nacional del Cáncer, la extirpación preventiva de los ovarios reduciría en un 50 % la cantidad de casos nuevos de cáncer de mama en mujeres con riesgo elevado. Este beneficio se aplica únicamente cuando la extirpación de los ovarios se realizó antes de la menopausia. Si los ovarios se extirpan antes de la menopausia, se reduce considerablemente la concentración de estrógeno en el cuerpo de una mujer. Un estudio de 2008 reveló que la reducción del riesgo de cáncer de mama tras la extirpación de los ovarios es mayor en las mujeres que poseen un gen BRCA2 anómalo.

Para obtener más información, visita la sección Extirpación preventiva de ovarios.

Supresión médica de los ovarios

Se pueden utilizar medicamentos para impedir temporalmente que los ovarios produzcan estrógeno. Estos son dos de los medicamentos más utilizados para la supresión de la función ovárica:

  • Zoladex (nombre genérico: goserelina)
  • Lupron (nombre genérico: leuprolida)

Tanto Zoladex como Lupron son agonistas de la luliberina (LHRH). Estos medicamentos le indican al cerebro que impida que los ovarios produzcan estrógeno. Se suministran mediante inyecciones una vez por mes durante varios meses o cada algunos meses. Una vez que dejas el medicamento, los ovarios comienzan a funcionar nuevamente. El tiempo de recuperación de los ovarios puede variar de una a otra mujer.

Las mujeres que desean tener hijos después del tratamiento del cáncer de mama posiblemente prefieran la supresión médica de los ovarios en lugar de su extirpación quirúrgica.

Para decidir entre la supresión de la función ovárica con medicamentos y la extirpación quirúrgica de los ovarios debes pensarlo cuidadosamente y analizarlo con el médico. Habla con el médico sobre todas las inquietudes acerca de la fertilidad que puedas tener. Juntos, pueden comparar los beneficios y los riesgos a fin de elegir la mejor opción para ti y tu situación particular.

¿Te ayudó este artículo?

No

Entérate de lo que nuestra comunidad está hablando sobre cirugía preventiva de ovarios:

En junio me realizaron la cirugía de mama y me extirparon los ovarios ya que con mi historial a pesar de no ser madre no se podían arriesgar a que tuviera un cáncer de ovario (ya tenía un teratoma). Sigo luchando a pesar de mis sofocos, mi esquema corporal alterado y todo lo que sabéis que conlleva.

Visita los foros de discusión para más información
Evergreen-donate
Volver al inicio