Inhibidores de la aromatasa

Read this page in English


Los inhibidores de la aromatasa detienen la producción de estrógeno en mujeres postmenopáusicas. Los inhibidores de la aromatasa bloquean la enzima aromatasa, que convierte el andrógeno en pequeñas concentraciones de estrógeno en el cuerpo. Esto significa que hay menor cantidad de estrógeno disponible para estimular la multiplicación de las células de cáncer de mama de receptores de hormonas positivos.

Los inhibidores de la aromatasa no pueden impedir que los ovarios produzcan estrógeno, por lo que solamente son adecuados para mujeres postmenopáusicas.

Existen tres inhibidores de la aromatasa:

  • Arimidex (nombre genérico: anastrozol) 
  • Aromasin (nombre genérico: exemestano)
  • Femara (nombre genérico: letrozol)

Cada uno de estos medicamentos es una píldora, que generalmente se toma una vez al día. Arimidex es el único inhibidor de la aromatasa que se encuentra disponible como medicamento genérico.

Beneficios de los inhibidores de la aromatasa

En una serie de estudios, se han comparado los inhibidores de la aromatasa con el tamoxifeno a fin de determinar qué tipo de medicamento es el más eficaz para tratar a mujeres postmenopáusicas diagnosticadas con cáncer de mama con receptores de hormonas positivos en estadio temprano. En función de los resultados, la mayoría de los médicos recomiendan lo siguiente para después del tratamiento inicial (cirugía y posiblemente quimioterapia y terapia de radiación):

  • Un inhibidor de la aromatasa es el mejor tipo de hormonoterapia para comenzar. En el tratamiento del cáncer de mama de estadio temprano con receptores de hormonas positivos, los inhibidores de la aromatasa brindan más beneficios y menor cantidad de efectos secundarios graves en comparación con la administración de tamoxifeno.
  • El cambio a un inhibidor de la aromatasa después de recibir tamoxifeno durante 2 a 3 años (para un total de 5 años de hormonoterapia) ofrece más beneficios que la administración de tamoxifeno durante 5 años.
  • La administración de un inhibidor de la aromatasa durante 5 años, después de haber tomado tamoxifeno durante 5 años, reduce aún más el riesgo de recurrencia del cáncer en comparación con la interrupción del tratamiento después de haber recibido tamoxifeno.

Efectos secundarios de los inhibidores de la aromatasa

Los inhibidores de la aromatasa tienden a causar menos efectos secundarios graves que el tamoxifeno, como coágulos sanguíneos, ACV y cáncer endometrial. Sin embargo, los inhibidores de la aromatasa pueden causar más afecciones cardíacas, más pérdida de tejido óseo (osteoporosis) y más fracturas de huesos que el tamoxifeno, al menos durante los primeros años del tratamiento. Si tú y el médico están considerando incluir un inhibidor de la aromatasa en tu plan de tratamiento, es recomendable que le consultes al médico si deberías realizarte una prueba de densidad ósea a fin de determinar si necesitarías un medicamento para fortalecer los huesos mientras recibes el inhibidor de la aromatasa.

Los efectos secundarios más comunes de los inhibidores de la aromatasa son la rigidez de las articulaciones o el dolor articular.

El dolor articular provocado por la administración de un inhibidor de la aromatasa puede ser perturbador. Pero un estudio británico de 2008 * sugiere que las mujeres que experimentaron dolor articular cuando se sometieron a hormonoterapia tenían menos probabilidades de presentar recurrencia del cáncer de mama. Saber que este efecto secundario podría indicar menor riesgo de recurrencia del cáncer puede ayudar a las personas a cumplir estrictamente con el tratamiento a pesar de esos efectos no deseados.

Si experimentas efectos secundarios al tomar un medicamento inhibidor de la aromatasa, díselo al médico. Quizá puedas tomar otro medicamento. Arimidex y Femara tienen estructuras químicas similares, mientras que Aromasin tiene una estructura diferente.

¿Te ayudó este artículo?

No
C2a
C2b
Evergreen-donate
Volver al inicio